Decoratrix

Casa de lujo en un antiguo rancho de caballos

Publicado en Casas - Casas y chalets por Marta Sanz

Genius Loci House by Bates Masi Architects

Si tuvieras que adivinar dónde se encuentra esta estupenda casa, seguro que nunca dirías que está en Nueva York, sí, en Nueva York, o ¿creías que sólo de rascacielos viven los neoyorquinos? En realidad, no estamos en la ciudad de Nueva York, sino en el Estado, en un pueblecito costero de península de Long Island llamado Montauk, cuyo pintoresco faro fue encargado por George Washington en 1792 y es uno de los más antiguos de Estados Unidos. Tranquilo y familiar, se ha convertido en un destino ideal para pasar las vacaciones, escapar del bullicio de la ciudad. A diferencia de muchos lugares predilectos de ricos y famosos, Montauk conserva una pizca de sus humildes orígenes agrícolas y pesqueros: incluso las viviendas de 3.500 m2 pretenden ser sencillas casas de pescadores.

cocina abierta al salon

salon con comedor y cocina

El estudio Bates Masi Architects firma la construcción de esta vivienda, levantada en un antiguo rancho de caballos, en la ladera de una colina. Pensando en la luz, y sobre todo en las vistas, la casa no tiene muros de piedra, sino de cristal; grandes superficies acristaladas rodean la vivienda. El salón, con un sofá y dos butacas, comparte espacio con el comedor y la cocina. Los techos, a dos aguas, se revistieron con los mismos paneles de madera que se utilizaron para cubrir el suelo y parte de las paredes.

casa de dos plantas

suelos de madera

Madera, blanco y cristal. ¡Menudo trío de ases! Una madera de gran belleza, con nudos y vetas marcados, reviste no sólo suelos y techos, sino también la espectacular escalera que comunica el interior de la casa con el exterior. El blanco de parte de las paredes aporta serenidad, claridad y un puntito elegante, y el cristal, protagonista absoluto de la construcción, no sólo inunda de luminosidad toda la casa, sino que consigue que las vistas queden totalmente integradas, haciéndolas partícipes de la decoración y dotando a la casa, sin duda, de un valor añadido.

dormitorio con vistas

banera exenta

El dormitorio principal tiene acceso al jardín, y el baño, presidido por una bañera exenta, comunica con una gran terraza. La decoración de ambos espacios, igual que en el resto de la casa, es sencilla y acogedora. Las paredes blancas inmaculadas contrastan suavemente con los suelos de madera; los muebles pocos, pero muy bien elegidos, modernos y de líneas depuradas, quizás para que, pese a estar en un pueblecito costero, no nos olvidemos de que estamos en Nueva York, símbilo de sofisticación, modernidad, elegancia y clásico renovado.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!