Decoratrix
Feria de Hong Kong

Dúplex de estilo modernista

Publicado en Casas - Casas y chalets por Marta Sanz

Dúplex neoyorquino reformado

Zona de estar del salón

El equipo de Pulltab Design se encargó de diseñar y decorar el interior de este estupendo y luminoso dúplex neoyorquino. El objetivo era lograr una vivienda cálida y acogedora, decorada con un exquisito gusto modernista. Superficies lacadas en blanco y suelos de hormigón con calefacción radiante son el fondo perfecto para los muebles de maderas claras, detalles metálicos y tapicerías blancas. Como en un gran escenario, los grandes ventanales guardan los secretos de la casa por medio de unas amplias cortinas motorizadas.

Pared con tableros abatibles en el salón

Zona de comedor con tableros abatibles

Mesa y mueble bar dentro del tablero

Pared con paneles abatibles

El comedor comparte espacio con la zona de estar. En este espacio destaca una amplia pared formada con paneles abatibles que se abren y se cierran a voluntad. Como se aprecia en las imágenes, la mesa de comedor, que hace las veces de superficie de trabajo, es uno de los tableros abatibles, que cuando no se necesita se recoge para que el salón gane en superficie y quede lo más despejado posible. ¿Reconoces las sillas de comedor? Son el modelo DCW (Dining Chair Wood) de Charles y Ray Eames (1945), que produce la firma Vitra.

Mesa auxiliar abatible

Zona de trabajo y juegos

Lo mismo ocurre con esta mesa, formada por un ala abatible. Para romper con la monotonía de la laca blanca, ésta se alternó con frentes pintados en colores más fuertes, que sólo quedan a la vista cuando las mesas están abiertas: rojo en la zona de comedor y azul en este coqueto rincón para jugar al ajedrez. Esta idea está inspirada en las ilustraciones neoplasticistas del vanguardista pintor holandés Piet Mondrian.

Escalera de acceso a la planta superior

Detalle de la escalera con macizo vegetal

Escalera y jardín vertical

A la cocina, situada en un nivel superior, se accede a través de una escalera abierta con estructura de acero, peldaños volados, barandilla de cobre y pasamanos de madera de nogal. Sobre un pequeño estanque con agua, se alza un imponente jardín vertical con plantas trepadoras cubriendo el murete anexo a la escalera. Este gran manto verde, además de poner un toque natural al interior de la vivienda, renueva la calidad del aire, humidifica el ambiente e influye positivamente sobre el ánimo y el bienestar.

Banco de madera junto a la cocina

Cocina abierta con barra de desayuno

Cocina con vistas al salón

Para decorar la cocina se eligieron muebles en el mismo color y acabado que el resto de los muebles del nivel inferior, de manera que ambos espacios formasen un conjunto equilibrado y armónico. Formando ángulo con la zona de lavado, se situó una pequeña barra de desayunos con vistas al salón, como si de un balcón se tratara. Fotografías: Elizabeth Felicella.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!