Decoratrix

Una casa payesa rehabilitada

Publicado en Casas - Casas y chalets por Marta Sanz

Casa payesa en Formentera

¡Toma casa payesa en Formentera! Lo tiene todo: un fabuloso emplazamiento, en Cap de Barbaria, en la zona oeste de la isla, una arquitectura auténtica, desarrollada entre finales del siglo XVIII y mediados del XIX, y una buena distribución. Sus nuevos propietarios añadieron unos acogedores espacios interiores y una decoración muy cálida que la convierte en un pequeño oasis, un refugio envidiable para pasar los últimos días del verano plagado de detalles auténticos.

Casa payesa en Formentera, porche

La volumetría sencilla del cuerpo principal con cubierta inclinada a dos aguas y orientación sureste, así como su arraigo en el paisaje a través de los muros de piedra en seco –sin argamasa–, ponen de manifiesto la vinculación de esta tipología de edificación con las explotaciones agrícolas junto a las que se encontraban. El techo del porche se cubrió con cañizo y las paredes se encalaron en un blanco impoluto.

Casa payesa en Formentera, piscina

Fue el estudio de Marià Castelló quien se encargó de su rehabilitación y rescató la belleza de la tierra para proyectarla sobre una antigua casa payesa, haciendo de ella un refugio con las comodidades y caprichosos materiales de hoy, pero sin perder el sabor de antes. Lo primero que llevaron a cabo fue una ampliación para multiplicar estancias y crear zonas independientes. A pesar de que se respetó el acceso principal a la vivienda con su orientación sureste, a nivel estratégico la nueva vivienda da la espalda al camino con el que limita la parcela por el lado de levante, pues es bastante transitado. De este modo, con la ampliación de la vivienda se ganó unas estupendas vistas hacia el noroeste, desde donde se divisa el islote de Es Vedrà, que tanto caracteriza el skyline de la vecina isla de Ibiza.

Casa payesa en Formentera, con techos inclinados

La decoración de la vivienda, fiel a la simplicidad del estilo rústico mediterráneo, cede todo el protagonismo a la viguería vista del techo, de madera de iroco (igual que la carpintería de toda la vivienda), y las paredes de mampostería.

Casa payesa en Formentera, con suelos de cemento

Casa payesa en Formentera, chimenea

Casa payesa en Formentera

La decoración cumplió un papel fundamental a la hora de darle un toque joven y actual a los ambientes. Muebles sobrios, en maderas naturales sin barnizar se codean con diseños contemporáneos, como las sillas Panton de Vitra o la lámpara de techo Leonardo de Santa & Cole, asientos en fibra (los sillones Torres Clavé de Mobles 114) y piezas artesanales. Sin embargo, prevalecen los espacios vacíos por encima de la ornamentación: la luz y el relax eran las prioridades.

Casa payesa en Formentera, cocina

Casa payesa en Formentera, cuarto de baño

La cocina y los cuartos de baño se revistieron con un microcemento en el mismo acabado que el pavimento, en hormigón pulido. Los muebles bajos de la cocina se realizaron con tablero marino revestido con madera de iroko, mientras que el estante que recorre la pared a la altura de la campana extractora es una tablero de DM lacado en blanco.

Casa payesa en Formentera, dormitorio principal

En la zona de la ampliación, los forjados inclinados de las habitaciones se dejaron sin revestir, en hormigón visto. Las camas, caberos y armarios son de obra, como una parte más de la arquitectura. Fotografías: Estudi Es Pujol de s’Era.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!