Decoratrix

Mezcla de estilos para una casa con personalidad

Publicado en Casas - Casas y chalets por Marta Sanz

Cuando los propietarios de esta vivienda, ubicada en el centro de Copenhagen, confiaron su reforma al equipo de KML Design sólo impusieron una condición, una premisa en la que debería basarse todo el proyecto: querían una casa con alma y corazón.

El salón es una muestra de la mezcla de clásicos del diseño, nórdico, moderno y rústico que domina en la decoración de toda la vivienda; una combinación con la que se lograron ambientes personalizados, con vida y acogedores, justo lo que los propietarios deseaban que, como buenos daneses, sienten debilidad por los diseños del arquitecto Arne Jacobsen. El sillón Egg y las sillas de la Serie 7 se combinaron con muebles de madera envejecida y tapicerías tradicionales. La zona de estar y el comedor comparten el mismo espacio, donde además se ubicó la cocina.

La cocina está abierta al salón, próxima a la zona de comedor. Los diferentes materiales que se usaron para revestir el suelo marcan el paso de un ambiente a otro. Como muestra la fotografía, se optó por una distribución en dos frentes, con armarios blancos y una encimera negra. Para evitar que el ambiente quedara muy agobiante, se prescindió de muebles altos. La estética rústica que domina esta estancia es la responsable del aire cálido y hogareño que se respira.

Y al otro lado, el dormitorio.

En este caso, para la decoración del dormitorio principal se prefirió un estilo clásico. Aunque en la primera foto del dormitorio no se aprecie muy bien, se colocó un mueble puente, con un armario a cada lado de la cama y unos módulos de altillo. Una butaca descalzadora de madera oscura y tapicería a rayas rompe la uniformidad del blanco, color elegido tanto para los muebles como para la carpintería.

La habitación del bebé se pintó en azul verdoso que proporciona un ambiente tranquilo y sosegado, además de ser una tomalidad fresca y luminosa. ¿Y qué me decís del vinilo en forma de jirafa que decora la pared de la cuna? Es de una firma holandesa que se llama Inke, y se puede comprar por internet por unos 60 €. También tienen elefantes, cocodrilos, leones, monitos... y en una amplia gama de colores. Si estás interesad@ pincha aquí.

En el cuarto de baño se repite la mezcla de estilos: muebles y sanitarios de líneas modernas con griferías de pared inspiradas en diseños de antaño, un espejo con marco de madera envejecida, apliques de línea clásica y una lámpara de cuentas de cristal.

Y terminamos en el sótano, habilitado como zona de trabajo. En las paredes, la pintura se alternó con un papel con estampados florales blancos de inspiración japonesa sobre fondo gris, y el suelo se enmoquetó. El sótano también es el sitio ideal para almacenar el vino, pues en él la temperatura se mantiene constante a unos 14°C. Fotografías: Mikkel Adsbøl. Vía: My Scandinavian Retreat.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!