Decoratrix
Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

Casa de campo bioclimática

Publicado en Casas - Casas y chalets por Marta Sanz

La Marseta Country House by Sonia Miralles

La Marseta Country House by Sonia Miralles

Lo que en su día fue un antiguo almacén de herramientas de labranza hoy es una casa de campo bioclimática, es decir, una construcción que mediante su configuración arquitectónica es capaz de satisfacer las necesidades climatológicas de sus habitantes, aprovechando los recursos naturales y evitando el consumo de energías convencionales. Una casa bioclimática nos permite estar frescos en verano y guardar el calor en invierno, aunque la temperatura exterior sea muy baja. Esta casa se encuentra en Mutxamel, Alicante, y es un proyecto de la arquitecta Sonia Miralles.

La Marseta Country House by Sonia Miralles

La Marseta Country House by Sonia Miralles

La Marseta Country House by Sonia Miralles

Grandes superficies acristaladas en un frente y pequeñas ventanas en el otro. Además de aportar claridad, la luz siempre da vida a una habitación. Pero un buen aislamiento es fundamental, ya que por las cubiertas de los edificios y por sus ventanas es por donde se pierde la mayor parte del calor interior en invierno y, también, por donde se gana más calor en verano. Como muestran estas imágenes, en el interior se combinaron acero galvanizado, MDF laqueado y gres para crear un interior básico, una superficie de 135 m2 que se distribuyen en salón, comedor, cocina, dormitorio y cuarto de baño.

La Marseta Country House by Sonia Miralles

El comedor marca el paso entre la zona de estar y la cocina que queda perfectamente integrada, aunque delimitada por el gres gris oscuro con el que se revistió la pared.

La Marseta Country House by Sonia Miralles

La altura de los techos permitió crear un altillo donde se ubicó el dormitorio con una pequeña zona de trabajo. Una escalera de barco comunica los dos niveles de la vivienda. En la decoración se apostó por unificar materiales y acabados: madera clara, blanco, acero, cemento y gres en color gris se repiten en todos y cada uno de los ambientes de la vivienda. Esta uniformidad contribuye a crear espacios limpios y ordenados, además de ampliar visualmente el espacio.

La Marseta Country House by Sonia Miralles

La Marseta Country House by Sonia Miralles

Con una depurada imagen de líneas rectas se consiguió un cuarto de baño limpio y sin artificios. La estética minimal es un acierto seguro para agrandar visualmente cualquier espacio. Al igual que en el resto de la casa, se apostó por la sencillez y las líneas rectas, con los muebles y complementos imprescindibles. También al optar por revestimientos sin juntas en suelos y paredes se consiguió un efecto continuo, que refuerza la sensación de profundidad. Fotografías: David Frutos Architects.

Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!