Decoratrix

La casa de Courteney Cox en Malibú

Publicado en Casas - Casas y chalets por Cova Pendones

Confiesa Courteney Cox que, antes de convertirse de forma accidental en actriz, quiso ser arquitecta, carrera de la que hizo un primer curso. Quizás se perdió a una gran arquitecta o interiorista, porque en su casa ha puesto la misma intensidad que Mónica, su personaje de Friends, ponía en los detalles que le obsesionaban. Así lo cuenta en la entrevista que Elle Decor USA le ha hecho hace pocos meses.

Esta es su nueva casa en Malibú, California, alejada completamente de las miradas indiscretas. Construida hacia mediados de los años 50, tiene una sola planta y la mayoría de las habitaciones dan al mar Pacífico. El arquitecto Michael Kovac y la interiorista Trip Haenisch le dieron el punto exacto que Courteney buscaba: una casa confortable y muy familiar. Parece ser que la familia Cox es muy de reuniones de domingo y de almuerzos en casa de la abuela. Así que Courtney se llevó al arquitecto Kovac a una de esas reuniones familiares para que comprobara, en primera persona, cómo se desarrollaban estos eventos y la importancia que tenían las distintas locaciones. En la foto, butacas de la firma italiana Gervasoni y suelo de lajas de piedra y madera de ipe.

La casa, una propiedad de dos acres, cuenta con diferentes zonas: cancha de tenis con pabellón independiente, casita de invitados, piscina de agua salada, sala de cine, sala de biller y un amplio "deck" abierto a un acantilado, que se delimitó con una barandilla de cristal de seguridad. En la foto, tumbona de Paola Lenti (para ver más muebles de esta diseñadora, pincha aquí).

Una de las zonas de estar del exterior, con una bancada de obra alrededor de una mesa con un fuego de piedra lava volcánica y marco de teca.Todas las tonalidades que se utilizaron en el exterior proceden de pigmentos naturales con el fin de que el colorido de los ambientes exteriores armonizara con el paisaje.

En el interior, se cuidaron especialmente los cerramientos, con grandes ventanales que introducen las espectaculares vistas dentro de la casa. Blanco, gris, tonos piedra y pequeños toques de color son las claves de esta decoración sobria y ecléctica, muy american chic style. En la foto, la chimenea se encastró en un muro de piedra volcánica y, encima, se colocó un televisor de pantalla plana. La lámpara es un diseño vintage francés; los sofás, una creación de la interiorista Trip Haenicsh; y la butaca, un clásico del diseño contemporáneo de Hans Wegner.

En el pabellón de tenis, destaca una obra del artista Mathew Heller y las famosas sillas Pollok, un diseño vintage en cuero, creadas en 1965 por Charles Pollok para Knoll, y en la actualidad, la silla de dirección más vendida del mundo. El suelo es de cemento pulido y la mesa, de piedra del Líbano.

Otra zona de estar, con sofás diseñados creados específicamente por Trip Haenisch, que enmarcan una mesa de centro de Minotti y, en el suelo, una alfombra de lana de The Rug Company. Al fondo, una obra fotográfica del italiano Massimo Vitali.

La habitación principal se abre por completo a una terraza o deck exterior. Frente a un escritorio de los años 40, la silla Iones, que Gedeón Framer ideó en 1962 y que se le atribuye ser la primera silla ergonómica del diseño industrial moderno.

La casa cuenta con dos cocinas: ésta, la más informal, está abierta a la zona de la piscina y cuenta con ventanas abatibles y una encimera a modo de barra de bar. El lugar perfecto donde Courteney organiza la mayoría de las fiestas familiares.

Vista de la cocina desde dentro, con muebles y electrodomésticos de acero inoxidable, de la firma Viking, y suelo de lajas de piedra volcánica. Está distribuida en dos frentes, y uno de ellos da a la piscina. Desde luego, si Courteney hace gala de las cualidades culinarias de Mónica, no me extraña que necesite dos cocinas. Fotos: Simon Upton/Elle Decor

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!