Decoratrix

Una casa sostenible en Costa Rica

Publicado en Casas - Casas y chalets por Marta Sanz

El estudio de arquitectura SPG Architects se encargó del proyecto de construcción de esta vivienda, levantada, ni más ni menos, que en el punto de mayor intensidad biológica del planeta: la Península de Osa, en Costa Rica. Sus parques nacionales y reservas privadas, altísimos bosques lluviosos, playas y caletas en su estado natural hacen de esta región una de las más bellas del mundo. De ahí que se construyera según la morfología del terreno. Se trata de una construcción responsable e inteligente, que garantiza unas condiciones óptimas de habitabilidad con el mínimo consumo energético: paneles solares, muros que acumulan energía y agua reciclada son algunas de las características de este hogar. Pero además se tuvo en cuenta el clima tropical en el que se asienta para, mediante su orientación y su diseño exterior e interior, facilitar la mejor respuesta térmicaen cada momento.

Además de las 94 placas solares de la azotea, que permiten obtener electricidad de la energía que proviene del sol, la casa cuenta con un sistema de recogida y almacenamiento de aguas pluviales que, después, se utiliza para el funcionamiento del inodoro, la lavadora, el lavavajillas, la limpieza del hogar y el riego de los jardines.

Grandes superficies acristaladas definen la arquitectura de esta construcción; sin duda la mejor forma de obtener una fuente extra de luz natural. Un buen aislamiento era fundamental. El estudio SPG Architects se aseguró de que estos cerramientos garantizasen un correcto grado de estanqueidad para proteger la casa de agentes externos como el frío, el calor o la humedad. Además de aportar claridad, la luz siempre da vida a las habitaciones.

Tratándose de una arquitectura sostenible, en el proyecto y construcción de esta vivienda se apostó tanto por un consumo limitado de recursos no renovables como por el empleo de materiales no nocivos para reducir al mínimo el impacto, no sólo sobre el medioambiente, sino también sobre la salud de las personas. Además, se valoró qué materiales utilizar dando preferencia a los naturales y de producción local. La madera de muebles y carpintería procede de cultivos sostenibles, es decir, de bosques controlados desde el punto de vista económico, social y medioambiental.

Escaleras de un tramo, que combinan estructura de acero con peldaños de madera, comunican las tres alturas de la vivienda. En la fachada, gruesos muros de piedra natural ayudan a moderar la temperatura dentro de la casa.

La última planta de la casa se reservó para ubicar un gran dormitorio, abierto a una estupenda terraza con unas vistas maravillosas, y, como no, con cuarto de baño integrado.

No hay duda de que en la construcción de esta casa costarricense no sólo se tuvieron en cuenta principios, ideas y materiales que respetaran el medio ambiente, sino también que ayudaran a lograr un espacio que favoreciera la estabilidad emocional y física de sus inquilinos. Y es que ¿hay algo más saludable que en un paraíso como éste?

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!