Decoratrix

Una casa moderna y ecológica en Melbourne

Publicado en Casas - Casas y chalets por Marta Sanz

Shakin Stevens House in Melbourne

El proyecto de arquitectura de esta estupenda vivienda le fue encargado al estudio de arquitectura y diseño Matt Gibson, que interpretó a la perfección los deseos de la familia. Ésta no planteó más requerimientos que los de conseguir una casa moderna y cómoda, con una comunicación abierta entre ambientes y donde el contacto con el paisaje y la luz natural jugase un papel importante.

Shakin Stevens House in Melbourne

Shakin Stevens House in Melbourne

La construcción está formada por tres cubos blancos y rodeada por un jardín. En la planta baja se ubicaron las zonas comunes de día: salón, comedor y cocina. El área privada, los dormitorios, se creó a partir de los dos volúmenes superiores.

Shakin Stevens House in Melbourne

Shakin Stevens House in Melbourne

Salón, comedor y cocina comparten el mismo espacio. El uso de diferentes materiales a la hora de cubrir el suelo contribuye a delimitar los ambientes, mientras que el color verde, presente tanto en los armarios de la cocina como en el frente de la zona de estar, aporta continuidad visual, ayuda a crear un efecto global de conjunto. Blanco, negro y madera natural fueron las otras tonalidades escogidas para decorar el interior de la vivienda.

Shakin Stevens House in Melbourne

En la construcción de esta vivienda unifamiliar se aplicaron muchos principios sostenibles: el ahorro de energía mediante el uso de aislamiento térmico; la conservación de energía mediante el uso de equipos de climatización eficientes; protección solar sobre las ventanas; ventilación natural, el uso de la inercia térmica y un sistema de recogida y reciclado de aguas. Además, la tarima que cubre el suelo tanto del interior como de la terraza es de madera reciclada.

Shakin Stevens House in Melbourne

El color verde innevitablemente recuerda a la naturaleza y, como buen color frío, siempre nos tramsmite frescura. Es serio, discreto y elegante. Existe una multitud de tonos de verde: oliva, anís, esmeralda, salvia, botella... Si bien los principales tonos de verde, sugieren frescura y naturaleza, igualmente se puede crear un ambiente nostálgico y “retro” optando por el verde pastel, el verde botella y el verde oliva. En este caso, no hay duda de que se logró un estilo más urbano.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!