Decoratrix
Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

Un dormitorio decorado en tonos neutros, con un punto sofisticado

Publicado en Habitaciones - Dormitorios por Carmen Menesteo
Un dormitorio decorado en tonos neutros con cabecero de cuadros

Decorar el dormitorio en tonos neutros es una buena elección. Combinando gamas de neutros y texturas diferentes pero suaves, obtendremos un ambiente sereno, cálido y envolvente. Pero las gamas neutras no son únicamente los beiges y arenas, podemos subir de intensidad nuestra paleta de color y llegar a este efecto elegante y un punto sofisticado. En este dormitorio, la decisión clave fue pintar la pared principal de un tono topo con algo de gris y de verde. El resto se dejó en un siempre eficaz blanco roto, entonando con las carpinterías de puertas y armarios. De esta forma, la pared principal se convierte en el punto focal de la decoración.

Un dormitorio decorado en tonos neutros con cabecero de cuadros

No existe el cabecero, en su lugar se instalaron dos cuadros de formato vertical con unas bellas fotografías de tema vegetal enmarcadas sobre fondo también oscuro. Se le dió más importancia a vestir la cama de forma elegante, con tonos también blancos y topos y complementos que aportarán texturas cálidas, como la manta de falsa piel blanca y cojines que combinan tejidos como pana , seda y ante.

Un dormitorio decorado en tonos neutros con cabecero de cuadros

El resto del mobiliario es sencillo pero depurado: unas mesillas de noche de formato cúbico lacadas en blanco y lámparas de acero tipo flexo de silueta ligera. La zona de vestidor se comunica con el dormitorio mediante una puerta corredera para que no ocupe espacio. Las mesillas de noche proceden de La Oca; los cuadros y la ropa de cama, de Kifil. Fotos: Decoratrix.

Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!