Decoratrix

Ideas para decorar un dormitorio

Publicado en Habitaciones - Dormitorios por Cova Pendones

Lo primero, la cama

A la hora de decorar un dormitorio, lo primero es elegir la cama, que ocupa, en muchos caso, más de la mitad del espacio disponible de la habitación. La elección del colchón y del somier es la primera gran decisión que tienes que tomar. Pasamos una cuarta parte de nuestra vida durmiendo, por lo que un buen colchón es el punto de partida. Hazte con un modelo viscoelástico, termorregulador y adaptable a los movimientos del cuerpo. Y no hace falta que te dejes el sueldo. Por ejemplo, en morfeo.es puedes encontrarlo a precios realmente interesantes (y puedes probarlo durante 100 noches, para asegurarte).


El cabecero y la pared

Tienes muchas opciones decorativas para la pared del cabecero: puedes empapelarla total o parcialmente, pintarla, colocar un cabecero de gran impacto visual... Las telas y el papel pintado son grandes aliados en esta difícil tarea. Fíjate en estos dos ejemplos: la misma habitación con dos opciones diferentes: papel pintado o pintura. Eso sí, si optas por el papel pintado, evita las cortinas del mismo estampado, pues quedará muy recargado. 

Cortinas y ropa de cama

Puedes combinar y repetir estampado en las cortinas y en la ropa de cama, aunque siempre es preferible que sea solo en los cojines y no en la colcha, para aligerar el espacio. La cama es la pieza principal de una habitación, pero puedes resaltarla aún más con elementos decorativos como un dosel, siempre y cuando el techo mida más de 3 metros y la habitación sea espaciosa. 

Cabecero de palillería de madera

Es tendencia absoluta: la palillería de madera para crear superficies con relieve. De esta forma, enmarcas la cama y das mayor altura visual a la pared. Además, el tono de la madera, suave y neutro, te permite poner acentos de color en el resto de las paredes y en los textiles de la habitación.

Tonos neutros

Para quienes huyen del color y prefieren los tonos neutros, os presentamos esta elegante propuesta: una habitación en blanco y beige, con la cama situada tras la ventana y enmarcada por dos caídas de cortinas. Un clásico atemporal, en donde la cama sigue siendo el protagonista principal. 

Recuerda estos pasos cuando vayas a decorar el dormitorio:
1. Comprar una cama con un colchón y almohadas de calidad, que tengan garantía por muchos años. Ésta es una decisión sobre tu salud; el resto son decisiones estéticas, por lo que no tienes que tomártela a la ligera.
2. Decide el tipo de decoración que quieres para la pared del cabecero: papel pintado, pintura, revestimientos, tapizados, etc. Todo depende del estilo que desees imprimirle a tu habitación. 
3. Elige los textiles para colchas, cojines y cortinas, pero cuida de no abusar demasiado de los estampados ni de repetirlos en exceso.
4. Finalmente, ocúpate de los muebles auxiliares y complementos (mesillas, lámparas, cuadros y adornos).

Si quieres más inspiración, entra en nuestra sección de Dormitorios.

Telas de Harlequin y Scion, distribuidas por Lizzo/Pepe Peñalver.



También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!