Decoratrix

Salón-comedor moderno con cocina integrada

Publicado en Habitaciones - Decoración de salones por Cova Pendones

Salón con comedor y cocina integrada

Si a la hora de proyectar o reformar tu vivienda, deseas crear una amplia zona de salón-comedor y cocina integrados en el mismo espacio, te damos algunas claves utiles para que crees un ambiente armónico y unificado pero también bien delimitado. Y lo hacemos a través de este excelente proyecto, llevado a cabo por Int2 Architecture, un magnífico salón con comedor y cocina que ocupan 42 m2, y una pequeña terraza, de 7,55 m2; en total, 50 m2, que forman parte de una vivienda moscovita, de la que ya os habíamos mostrado el dormitorio principal en la buhardilla.

Salón-comedor con chimenea de obra

Distribución del salón-comedor

La planta rectangular se dividió en dos: por un lado, el salón con el comedor; y en el otro, la cocina y la terraza. Una chimenea de obra, con acabado en cemento pulido, preside esta área, decorada en estilo nórdico, con piezas de diseño clásico contemporáneo. Todo el espacio es un contenedor blanco (paredes y suelo de madera con acabado blanquecino), que potencia la luminosidad de la estancia y ayuda a resaltar el selecto mobiliario de diseño.

Salón con chimenea y sofá gris

Decoración del salón de estilo nórdico

Pocas pero elegidas piezas fueron necesarias para amueblar el salón de aire escandinavo y con cierto gusto por el minimalismo, para dar absoluto protagonismo al mobiliario. Un sofá años 50, tapizado en gris y con capitoné, flanquea la chimenea junto a dos butacas de madera tapizadas en marrón. En el centro, se colocó una sencilla mesita redonda de chapa de madera sobre una alfombra clara, que no compite con el suelo de madera con acabado blanco.

Comedor con mesa blanca y sillas de madera

Los muebles del comedor

La máxima del estilo gustaviano, que apuesta por el blanco absoluto en revestimientos y mobiliario, se cumple en la decoración del comedor, con ciertos toques de color. La mesa blanca, con patas de madera sin tratar, está rodeada de una sillería clásica de los años 50, que se renovó con un llamativo tejido amarillo, uno de los tonos complementarios de la decoración de toda la estancia. Sobre la mesa, tres lámparas de techo con forma de campana y esmaltadas en negro refuerzan la iluminación de la zona y ponen un punto de contraste en el colorido.

Salón con comedor y cocina integrada

La cocina delimitada por el color

Uno de los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de crear un espacio con varios ambientes integrados, es la ubicación de la cocina, que debe compartir espacio, pero dotándolo de cierta independencia. Como se ha hecho en este proyecto, donde la cocina se ubicó en el retranqueo de la zona que comparte con la terraza, pero además, se diferenció del resto por medio de la pintura azul que enmarca el cubículo y que continúa por el techo.

Cocina con isla integrada en el salón

Una isla de cocina para separar la zona

Otra solución muy efectiva para marcar la separación entre la cocina y el salón-comedor es colocar una isla que sirve de superficie de trabajo y, además, de barra de desayuno. La madera y el blanco siguen siendo las claves decorativas también en la cocina, cuyo frente y encimera se revistieron de mármol blanco veteado. Es importante que la cocina mantenga la misma línea estética del resto de la decoración, aunque añadiendo algún elemento que la diferencie, como se hizo en este caso con el color de la pintura.

Terraza revestida de madera

Terraza con butaca Acapulco

Una terraza en el balcón

La zona complementaria de este salón de 50 metros cuadrados lo constituye una pequeña y coqueta terraza independiente, que se ha decorado con elementos comunes al resto de los espacios, como si fuera una prolongación del interior. Se hizo un interesante trabajo de integración, al pintar sus muros del mismo color azulón que la cocina, y revestir techo, pared y suelo con listones de madera clara, de la misma variedad de pino que la del salón. La terraza queda semicerrada y perfectamente utilizable en cualquier época de año, como zona de lectura, relax o chill out, con un banco de madera, una mesita de centro y la butaca Acapulco como únicas piezas de mobiliario. Si quieres ver más proyectos de Int2 Architectura, pincha aquí.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!