Decoratrix

Cubeta para desperdicios orgánicos integrada en la encimera

Publicado en Manualidades - Bricolaje por Cova Pendones

cubeta para desperdicios orgánicos en la encimera

Siempre que veo una de esas cubetas para desperdicios integrada en la encimera, como ésta que pertenece a la cocina que publicamos hace unos días, me pregunto ¿por qué no habré puesto yo una igual en mi cocina? con lo cómodo que sería tenerla junto a la tabla de cortar alimentos. Pues ahora, con una olla y las herramientas adecuadas se puede montar este práctico equipamiento de cocina en un trix. Así, con un leve barrido de mano, los desperdicios encontrarán el camino directo al cubo de basura orgánica. Sigue el paso a paso.

cubeta para desperdicios orgánicos con una olla

Paso 1: señalar el diámetro con la olla

Para realizar esta idea en un trix, necesitaremos una olla sin asas de 30 cm de diámetro como máximo, la Multiherramienta 4200, de Dremel y un lápiz. Empezaremos por colocar la olla boca abajo y señalar con el lápiz todo el diámetro sobre la encimera. Hay que asegurarse de que el círculo queda bien visible para poder seguir la línea después con la cortadora.

cubeta para desperdicios orgánicos taladrar la encimera

Paso 2: cortar la encimera

Una vez pintado el círculo, ahora toca serrar. Hay que ajustar el complemento de la cortadora circular a la mitad del diámetro exterior de la olla, taladrar un agujero en el centro del círculo acoplando a la máquina la cortadora circular 678 y la broca de corte espiral 561.

cubeta para desperdicios orgánicos en un trix

Paso 3: redondear los bordes

Para redondear los bordes, se lijan minuciosamente con el mandril de lija EZ SpeedClic y las bandas de lija SC407 de modo que la olla encaje perfectamente en la encimera. Comprobar que la olla sale y entra sin esfuerzo por el agujero realizado. Si se han tomado bien las medidas, no habrá problema.

Cubo de basura con tapa en la encimera

Ahora ya se puede colocar la tapa y ¡trabajo terminado! A partir de este momento, solo tendrás que amontonar los restos a un lado y deslizarlos a tu nueva cubeta de desperdicios orgánicos. Vía: Dremel.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!