Decoratrix
Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

Sopa de verduras en juliana

Publicado en Y mucho más... - Recetas y gourmet por Carmen Menesteo
sopa de verduras en juliana

Hoy vamos a preparar una sopa de verduras bien calentita para "entonar el cuerpo". Es una sopa sana, rica y muy nutritiva, con múltiples propiedades que la convierten en imprescindible en los meses fríos del invierno. Se la conoce popularmente como sopa juliana, simplemente porque las verduras que lleva van cortadas en tiras alargadas y muy finas. Así que, antes de empezar a prepararla, comprobad que tenéis los utensilios adecuados: una buena tabla de cortar y un cuchillo afilado para que todos los ingredientes queden finos y con el mismo tamaño –más o menos iguales, tampoco vayamos a obsesionarnos–.

Ingredientes para 4 personas: 1,5 l de caldo de pollo o verduras (casero, de pastilla o de cartón) - 150 g de repollo blanco - 2 zanahorias - 2 ramas de apio - 1 nabo - 1 puerro - 1/2 cebolla - 3 cucharadas aceite de oliva - 1 cucharadita de pimentón dulce (opcional) - dados de pan frito (opcional) - pimienta y sal.

Elaboración: 1. Cortar todas las verduras, una vez limpias y peladas (las que lo necesiten) en juliana, es decir en tiras alargadas y muy finas. 2. En una cazuela honda,  poner el aceite a calentar; una vez caliente, retirar un momento del fuego y añadir el pimentón, remover bien para que se junte con el aceite y volver a poner a fuego medio/bajo. 3. Añadir todas las verduras y saltear durante 5 minutos. 4. Agregar el caldo de pollo, salpimentar al gusto y dejar cocer a fuego moderado durante 13-15 minutos, con la cazuela semitapada, en ese tiempo no hace falta remover la sopa. 5. Mientras se hace la sopa, cortar el pan en cuadraditos y freir el pan, reservar en un cuenco con papel de cocina. Servir bien caliente con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y el pan frito por encima.

Sugerencias. Para hacer esta sopa, podéis emplear las verduras que más os gusten. Por ejemplo, le va muy bien calabaza, coliflor, judías... hasta con grelos está riquísima.  L@s que estéis a dieta, podéis cocer las verduras en agua en lugar de con el caldo y prescindir del aceite y el pan frito. Si no estáis a dieta, podéis enriquecer la sopa con taquitos de jamón, le sientan muy bien. Incluso, con un chorrito de vino blanco está deliciosa.

Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!