Decoratrix

Salones rústicos modernos en blanco y madera

Publicado en Habitaciones - Decoración de salones por Carmen Menesteo
Salones rústicos modernos con vigas de madera y paredes y sofás blancos

Os invitamos a hacer un recorrido por estos cinco salones rústicos modernos, protagonizados por la madera y el color blanco, pero cada uno con su propio estilo y personalidad: ecléctico, campestre, natural, urbano y sofisticado. ¡Hay dónde elegir!

Rústico ecléctico

La mezcla de elementos de diferentes procedencias y épocas dentro de un entorno rústico marcan el estilo ecléctico de esta decoración: la lámpara de cristal centra gran parte de la atención, aunque también las piezas modernas del fondo (números y máquinas de juegos) rompen con el equilibrio rústico.

Salones rústicos modernos con paredes de madera y sofás blancos

Rústico natural

De aire desenfadado y bohemio, este salón está protagonizado por la madera de pino en pared, techos y asientos de obra, hechos a medida. Sobre ellos, confortables cojines de lino beige. El gran ventanal, desde donde se divisa el jardín, forma para de esta decoración donde lo natural y sencillo firman el estilismo.

 Salones rústicos modernos con vigas de madera y sofás blancos

Rústico campestre

Acogedor salón de una antigua granja convertida en vivienda, en la que permanecen muchos elementos originales que enriquecen la decoración: las vigas de madera enmarcan la zona de estar, en cuyo centro destaca una estufa. Todo el mobiliario es blanco, excepto las mesas y el suelo, lo que aporta mucha armonía al conjunto.

Salones rústicos modernos con muebles blancos

Rústico urbano

Un sofá en L enmarca la decoración de este salón donde el blanco y la madera se disputan protagonismo con las fibras naturales de la alfombra y la mesa. Dos grandes espejos de madera sin tratar flanquean los cuernos de arce. La decoración, sencilla pero muy estudiada, puede aplicarse a cualquier vivienda de ciudad.

Salones rústicos modernos decorados en blanco y madera

Rústico sofisticado

Sin ser muy grande, este salón goza de una distinguida clase y sofisticación, gracias a la excelente elección de piezas, que mezcla mobiliario clásico, como el sillón orejero o las mesas redondas, con sillas años 50, cuadros antiguos, esculturas modernas y cuernos de ciervo. Todo un acierto en dosis y composición. Vía: Lonny Magzine.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!