Decoratrix

Macarons franceses, pastelitos con mucho color

Publicado en Y mucho más... - Recetas y gourmet por Carmen Menesteo

Son vistosos, llamativos, deliciosos y... ¡están de moda! Últimamente están dando la vuelta al mundo a través de la red con cientos de recetas de este pastelito tradicional francés hecho a base de clara de huevo, almendra molida, azúcar glas y azúcar granulada. Su fama se debe en buena parte a lo complicado que resulta hacerlos, al menos eso dicen los expertos. Los profesionales reposteros suelen afirmar que la masa del macaron es una de las más caprichosas de la repostería: un mínimo desliz en los ingredientes y en la preparación o unas condiciones ambientales adversas pueden terminar en un macaron quebradizo, hueco o gomoso. Pero ¡Quién dijo miedo! A mí, como pastelera aficionada, me tiene enamorada y me he propuesto recorrer el tortuoso camino hacia el éxito con el macaron. Eso sí, con un poquito de ayuda.

Para empezar, me he comprado el nuevo Kit Macaron de Lékué que incluye un dosificador de masa, el famoso Decomax (hermano mayor del Decopen), un tapete de silicona especial para hornearlos y un pequeño recetario. No os voy a engañar, no es un dulce sencillo de preparar sobre todo porque hay que armarse de paciencia y seguir todos los pasos correctamente. Y si no sale a la primera, pues será a la segunda o a la tercera. Los hay de mil sabores y colores diferentes, acepta todas las variantes y cientos de rellenos dulces y salados. Aquí os dejo una de las recetas que vienen en el kit, para ir practicando. ¡Suerte y... al macaron!

Macarons de wasabi con relleno de pistachos

Ingredientes (para  12 personas): 280 g de azúcar glas, 160 g de almendra molida, 50 g de azúcar granulada, 3 claras de huevo, 1 pizca de sal, 1 cucharadita de wasabi y unas gotitas de colorante verde.

Relleno: 1 clara de huevo grande, 100 g de azúcar, 150 g de mantequilla reblandecida, 50 g de pistachos crudos molidos, unas gotas de colorante verde.

Elaboración: 1. Tamizar el azúcar glas y mezclar bien con la almendra molida. 2. En un bol, montar las claras con unas varillas eléctricas, añadir la sal, el colorante y poco a poco el azúcar normal hasta obtener un merengue espeso; añadir la mitad del azúcar glas con la almendra y remover delicadamente con una espátula de arriba abajo; incorporar el wasabi y el resto del azúcar glas con la almendra y seguir removiendo con delicadeza hasta que se incorpore. 3. Verter parte de la mezcla en el Decomax con la boquilla redonda grande y formar botones del tamaño sugeridos por las marcas pulidas que incorpora el tapete (de esta forma cuando la masa se expanda, no excederá los bordes marcados para cada macaron asegurando la forma correcta). 4. Dejar reposar entre 30-35 minutos a temperatura ambiente. 5. Cocinar en el horno, calentado a 150ºC, durante 20-25 minutos hasta que resulten duros al tacto. Dejarlos enfriar y rellenar. Repetir la operación con el resto de la masa.

Elaboración del relleno: 1. Batir las claras de huevo en un bol refractario al baño María con la ayuda de unas varillas eléctricas. 2. Añadir el azúcar y el colorante cuando estén montadas y seguir montado hasta obtener un merengue denso. 3. Retirar del fuego y seguir montando unos minutos hasta que se enfríe. 4. Añadir poco a poco la mantequilla a cucharadas batiendo sin parar hasta obtener una crema esponjosa. 5. Incorporar el pistacho y mezclar bien. 6. Rellenar los macarons con la crema de pistacho. Sugerencias: usar claras que hayan perdido la humedad, dejándolas un par de días en el frigorífico. No batir la masa con demasiada fuerza. Dejar que se sequen durante una hora a temperatura ambiente antes de hornearlos. Una vez horneados, dejar enfriar completamente antes de despagarlos de la lámina de silicona.

 

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!