Decoratrix

Lasaña de morcilla y tomate confitado

Publicado en Y mucho más... - Recetas y gourmet por Cova Pendones
recetas

Hace unos días, una amiga me regaló unas morcillas de Burgos con un pinta buenísima (ella es de Belorado). Me advirtió que picaban un poco porque, según me comentó, para recordar las características básicas de una buena morcilla de Burgos el Refranero Popular dice que "la morcilla sabrosa: picante y sosa". Y ya lo creo que picaban. Como en mi casa no somos muy aficionados al picante, me puse a buscar en la red alguna receta que suavizara un poco su sabor. Recordé que había leido una receta buenísima en el blog de Ana María Gutiérrez, Cocinando entre Olivos, que pensaba presentar a un concurso de recetas y pinchos con este producto. Y esta receta es fantástica para restar picor al embutido, ya que gracias al tomate confitado dulce la morcilla queda deliciosa y nada picante.

Lasaña de morcilla con tomate confitado

Ingredientes: 1/2 kg de tomates rojos y duros - 200 g de azúcar - pimienta molida - 12 placas de lasaña - 2 morcillas - 2 puñados de piñones - 3 cebolletas - bechamel - queso rallado - aceite de oliva virgen extra - 1/2 vaso de agua. Para confitar los tomates: 1. pelar los tomates y troceralos en cuadraditos; colocar en un cazo junto con el azúcar y la pimienta; poner al fuego unos 20 o 30 minutos a fuego suave, sin tapar. 2. Remover de vez en cuando para que no se peguen y reservar.

Para la lasaña y el relleno: 1. preparar las placas de lasaña según las indicaciones del fabricante, cociéndolas si son secas y mojándolas si son precocidas. 2. Para el relleno, picar tres cebolletas y pocharlas en una sartén a fuego suave con aceite de oliva. 3. Cuando empiecen a dorar, añadir los piñones, retirar la tripa de las morcillas, trocearlas y añadir a la sartén. 4. Mover bien, añadir medio vaso de agua y cocinar durante unos cinco minutos. 5. Incorporar el tomate confitado, reservando un poco, y dejar cocer moviendo poco a poco entre 8/10 minutos. 6. Poner en una fuente el tomate confitado reservado y añadir las capas: placas de pasta, relleno de morcilla; repetir esta operación dos veces más, y terminar con una de pasta. 7. Cubrir con una bechamel (las de tetrabrik están muy bien y son más rápidas) y con abundante queso rallado; hornear durante unos 20 minutos en el horno previamente calentado a 180º C. Receta y fotos: Cocinando entre Olivos. No os perdáis su paso a paso, es fantástico.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!