Decoratrix

Una idea DIY en un trix: espejo suspendido por un cordel

Publicado en Manualidades - Manualidades y costura por Carmen Menesteo
DIY en un trix: espejo suspendido por un cordel

En el dormitorio, en el pasillo, en el salón o colgado en el recibidor... Un espejo, además de imprescindible, es un objeto de gran efecto decorativo en una casa. No sé si sabes que la última tendencia en cuestión de espejos son los redondos suspendidos con un cordel –seguro que ya has visto alguno en las revistas y blogs de decoración–. ¿Qué te parece éste? Si lo primero que te dice la foto es que te gustaría tenerlo colgado en tu casa, ya puedes que ponerte manos a la obra, porque lo podrás hacer tú en un trix. Es una manualidad muy sencilla que no requiere de herramientas complicadas. Entra y lo comprobarás.

DIY en un trix: espejo suspendido por un cordel paso a paso DIY en un trix: espejo suspendido por un cordel paso a paso

Necesitarás un espejo redondo, una cesta de mimbre, una cuerda, un cúter y pegamento. Lo primero que. Si no tienes un espejo redondo en casa, puedes comprar algún modelo barato, de los que venden en las tiendas low cost. Si no encuentras el espejo desnudo, compra uno que sea fácil de retirar con el cúter. En ese mismo tipo de tienda, o en el "chino" de tu barrio, seguro que encuentras una cesta de mimbre o bambú apropiada.

DIY en un trix: espejo suspendido por un cordel paso a paso

Una vez desnudo el espejo, tendrás que aplicar el pegamento por las tiras de la cesta, como se ve en la foto, con cuidado de que no se cuele por los agujeros de la cesta. A continuación, coloca el espejo bien centrado y presiona suavemente con los dedos por todos los lados para que se quede bien pegado, deja secar el pegamento el tiempo que indique el envase.

DIY en un trix: espejo suspendido por un cordel DIY en un trix: espejo suspendido por un cordel

Una vez que se haya secado bien el pegamento, solo queda poner la cuerda por donde irá colgado el espejo. En este caso, se ha usado una cuerda corriente, pero puedes elegir otro tipo de cuerda, cordel o cinta, siempre que sea fuerte. Solo tienes que pasar la cuerda a través de los agujeros de la parte superior de la canasta y por último anudar la cuerda. Ya está listo, ahora te queda buscar la pared más adecuada para colocar tu espejo redondo. Proyecto y fotos:  A pair and spare.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!