Decoratrix

Cómo distribuir el salón comedor y sacarle el máximo partido

Publicado en Habitaciones - Decoración de salones por Marta Sanz

reforma_piso_moderna

¿Cómo sacarle partido a un piso de dimensiones estándar? El estudio Gaztelu Arquitectos nos enseña de manera ejemplar, a través de este salón comedor, a distribuir espacios y aprovechar al máximo sus virtudes y limitaciones.

Veamos sus pautas: 1. Revestimientos: utilizó los mismos revestimientos en ambos espacios: paredes pintadas en color gris perla mate, y suelo de losetas de piedra Bateig azul. 2. Techo: se estableció una diferencia sutil entre ambas zonas que emana desde el techo, que enmarca ambos ambientes por separado a través de luces foseadas. 3. Muebles: la elección para ambos espacios ha sido ligeramente diferente, pero armónica.

En el comedor prima la madera de roble de las sillas CH 24, de Carl Hansen, que se combina con la mesa cuadrada de hierro patinado, de Jesús Cadalso. Un diez para la lámpara cuadrada de tela que cae sobre la mesa y da un toque de calidez a todo el ambiente, incluso, trasciende al salón.

reforma_piso_moderna

El salón, en tonos más claros, está presidido por un sofá en tono gris suave de Sancal y una mesa con tapa de madera antigua. La alfombra, de pelo sintético, de KP, es igual que la que hay en el comedor, para mantener la uniformidad del suelo. La piel de vaca moteada en negro de la butaca Butterfly irrumpe y delimita ambas zonas.

reforma_piso_moderna

Al juego del negro se le suman también las lámparas que flanquean el sofá, con pie de aluminio brillante, colocadas sobre unas originales mesas de madera de un solo pie, de la firma Hanbel.

reforma_piso_moderna

La pared frente al sofá cuenta con dos baldas de obra en la parte superior del muro, que van de lado a lado. Un escueto mueble negro de dos baldas acoge el televisor de pantalla plana que va encajado en un soporte a modo de atril, la última tendencia en sujeción de TV planas. El radiador antiguo pintado de negro cierra la carambola de negros.

Un detalle del encuentro de las paredes con el techo, en el que se aprecia el logrado juego de volúmenes y líneas entre las baldas, el foseado de las luces y el que oculta el riel del visillo. La combinación de blancos y grises y las luces enfatizan este juego volumétrico, que le da profundidad a la decoración.

La pequeña terraza, muy común en muchas viviendas urbanas, no es muy grande, pero da cabida a un tresillo de mimbre y mesa plegable, de Becara. ¿Os parece más grande? Lo que veis es el reflejo del tresillo, ya que para separar la terraza vecina se colocó un espejo que aumenta visualmente el espacio. Lo decimos siempre en Decoratrix: grandes ideas para pequeños espacios. Fotos: Decoratrix.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!