Decoratrix

Cocina integrada en el salón

Publicado en Habitaciones - Cocinas integradas por Marta Sanz

Salón con cocina integrada

Está claro: las cocinas abiertas al salón son una tendencia en alza. Cada vez es más frecuente encontrarnos con viviendas en las cuales cocina, comedor y salón comparten el mismo espacio. Esta solución de distribución, no sólo permite ganar espacio o amplitud en las casas de dimensiones reducidas, sino que además devuelve a la cocina su papel como centro de reuniones y de charla con nuestros amigos o familiares. Se trata sin duda de una opción perfecta para disfrutar de la convivencia en esta zona tan importante de nuestro hogar.

Salón con cocina integrada

Salón con cocina integrada

En esta vivienda sueca, la zona de estar se organizó delante de la chimenea, con un sofá y un par de sillones enfrentados. Además de recurrir al color blanco y a los suelos de madera clara para potenciar la luminosidad, en la construcción de la casa, su propietaria, arquitecta, planificó una serie de ventanas de tejado y claraboyas que permiten el paso de la luz natural. Una magnífica claraboya que, prácticamente ocupa todo un frente, consigue integrar el paisaje en el interior.

Salón con cocina integrada

Tal y como vemos en esta casa, en muchos casos, el comedor funciona como nexo entre la cocina y el salón. Por ese motivo su decoración debe ser acorde con la de ambos espacios, es decir, el estilo decorativo y los muebles que se elijan deben realizar la transición de un espacio a otro de manera armónica. En este caso, se trata de un comedor integrado en la cocina, pero podría estar perfectamente ubicado en el salón.

Salón con cocina integrada

Las cocinas abiertas al salón deben contar con cierta autonomía visual, es decir, se deben buscar soluciones o recursos decorativos que ayuden a separarla visualmente: una península, una isla o una barra de desayunos pueden ayudar a lograr este objetivo. Además, a la hora de decorarla, es importante tener en cuenta que debe armonizar tanto con el comedor como con el salón. Los tres ambientes deben formar un conjunto equilibrado y armónico.

Salón con cocina integrada

Siempre existe la posibilidad de dar a la cocina cierto protagonismo con algún detalle llamativo, que puede ser desde una potente campana decorativa hasta un vistoso revestimiento que se diferencia de los elegidos para salón. Y recuerda, una cocina abierta al salón está expuesta a la vista de todos: debe mantenerse siempre limpia y ordenada. Fotografías: Hus&Hem.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!