Decoratrix

Chips ligeros, salados y dulces, para picotear en verano

Publicado en Y mucho más... - Recetas y gourmet por Carmen Menesteo

Chips salados de calabacines

Hoy te proponemos dos tipos de chips sanos y ligeros, una versión salada con calabacines y otra dulce con manzanas, para picotear en verano sin remordimientos. Muy sabrosos y mucho menos calóricos que las patatas fritas, Estos chips de calabacín son ideales como aperitivo con una cerveza bien fría o como guarnición de carnes. No tienen ninguna complicación, pero debes prever cuando los quieres sacar a la mesa porque necesitan al menos 20/30 minutos de horneado.

Chips de calabacín

Ingredientes: 2 calabacines - 120 g de pan rallado - 100 g de queso parmesano rallado - una pizca de pimienta negra molida, una cucharada de sal - aceite de oliva.

Elaboración: 1. Calentar previamente el horno a 200ºC. 2. Cortar los calabacines con piel en rodajas muy finas y colocar sobre papel absorbente. 3. Mezclar en un bol el queso, el pan rallado, la sal y la pimienta. 4. Pasar con un pincel untado en aceite cada rodaja de calabacín por ambos lados y pasar por la mezcla. 5. colocar las rodajas en la bandeja de horno procurando que no se toquen unas con otras. 6. Hornear durante 20 minutos o hasta ver que están doradas y crujientes. Sugerencias: para que todas las rodajas queden finas y con el mismo grosor, recomendamos utilizar una mandolina. Esta receta admite otro tipo de especias, en lugar de pimienta molida, como curry o jengibre.

Chips de manzana

Esta otra versión dulce, realizada con manzanas, es ideal para usar como guarnición de carnes (por el contraste de sabores), para decorar postres o para tomar como picoteo con batidos y zumos. Aunque se puede hacer con todo tipo de manzanas, para realizar esta receta es preferible usar las rojas o de la variedad pink lady, que son más tersas y dulces que las harinosas tipo reineta.

Chips de manzana

Ingredientes: 150 g de agua - 50 g de azúcar blanquilla - 2 manzanas rojas.

Elaboración: 1. Calentar previamente el horno a 100ºC. 2. Hervir el agua con el azúcar en un cazo; cuando el azúcar esté deshecho, esperar a que temple. 3. Una vez que el almíbar esté a temperatura ambiente, cortar las manzanas lavadas y con piel con la ayuda de una mandolina; bañar las rodajas en el almíbar y pasar a la rejilla o a la bandeja del horno cubierta con papel de hornear. 4. Dejar deshidratar en el horno 1 hora; pasada la hora, dar la vuelta a las rodajas y programar otra hora. 5. Una vez apagado el horno, dejar enfriar y servir. Sugerencia: Si se hace mucha cantidad, guardar en un bote hermético, así se conservan mejor hasta el momento de servir.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!