Decoratrix

Una zona de trabajo en un metro cuadrado

Publicado en Habitaciones - Zonas de trabajo y estudio por Carmen Menesteo

Zona de trabajo o estudio en casa

Una zona de trabajo para nosotros o de estudio para nuestros hijos no es algo inalcanzable, ni mucho menos. Hoy día es un espacio básico en cualquier casa. Una esquina, un trocito de pared, una zona de paso, un rincón independiente... Un metro o metro y medio cuadrado es suficiente para organizar un escritorio bien equipado, a bajo coste.

En este post te contamos como hemos creado una zona de trabajo sobre una base en color blanco, que potencia la luminosidad y favorece la sensación de amplitud, y un mobiliario sencillo, cómodo y funcional para que tu tiempo de trabajo o estudio sea lo más placentero posible.

Cajonera con ruedas

Punto de partida: los elementos básicos

Una mesa de trabajo con superficie suficiente para colocar el ordenador. Otro elemento esencial es una silla con ruedas (para arrimarse o alejarse de la mesa) y palanca para subir y bajar el asiento, las ergonómicas con respaldo alto son las más cómodas para trabajar.

Para tener lo más indispensable a mano, hemos pensado en una cajonera con ruedas que se puede tener debajo de la mesa. Para mantener el orden dentro de los cajones, lo más adecuado son pequeños organizadores como cajitas, estuches, separadores...

Y si el espacio lo permite, un mueble auxiliar con baldas superiores y puertas en la parte inferior multiplica la capacidad de almacenaje y sería muy conveniente a la hora de ordenar los objetos más voluminosos como carpetas, libros y archivadores.

Panel de notas

Planificador de tareas e iluminación

Con un antiguo marco pintado en plata mate (para que parezca acero inox) y una lámina de metacrilato blanco, hemos hecho este panel de trabajo, al que hemos clavado unas chinchetas para colgar pinzas y colocar notas. En la superficie del tablero de metacrilato se puede escribir con rotuladores de punta gorda y se borra con un algodón mojado en alcohol.

Lo idóneo es trabajar con luz natural, pero cuando no es posible, se hace imprescindible una lámpara que no proyecte sombras ni deje a oscuras la superficie de trabajo. Nosotros hemos elegido la lámpara de mesa Tolomeo, de Artemide, un diseño atractivo, sencillo y tremendamente funcional compuesto por un brazo articulado, un difusor orientable y una base amplia.

Baldas estrechas en la pared

La pared como aliada

Lo más recomendable es tener despejada toda la superficie del escritorio para trabajar con comodidad y la mejor forma es aprovechar la capacidad de almacenaje vertical de la pared. Las baldas estrechas y largas como las de la foto, que miden 79 cm de largo y 19 cm de fondo, son muy prácticas para tener a mano y a la vista lo que se utiliza con más frecuencia.

Cajas para guardar papeles

Cajas pequeñas para artículos de escritorio

Cajas y archivadores

Para los papeles diversos y el material de trabajo, las cajas son una solución de almacenaje acertada y decorativa. En este caso, hemos optado por cajas de todas las formas y tamaños. Estas cajas de latón son ideales para guardar todo el material que queramos, se llaman Emu y las venden en las tiendas Ikea (5,99 € el set de dos).

Para pequeños accesorios, hemos encontrado estas cajitas redondas con una tapa que permite ver el interior. Una última recomendación. Si tu hijo va a ser el destinatario de esa zona, deja que participe en la organización y decoración del espacio. Será una manera de que tome conciencia de que esa zona no es de adorno, que se trata de utilizarla. Fotos: Decortrix.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!