Decoratrix
Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

Estanterías para menaje, libros y adornos

Publicado en Muebles - Librerías y estanterías por Cova Pendones

alacena-decoratrix

Hay cientos de miles de diseños de estanterías, pero no todas sirven para albergar lo mismo. El contenido de una estantería define su función como continente, su capacidad, fortaleza y estructura. Hacemos un repaso por los 4 usos más comunes y repasamos algunas de las características que no debes olvidar.

Estantería para el menaje

El menaje de mesa requiere un tipo de estanterías con muchas baldas o compartimentos, dado que generalmente tenemos piezas muy pequeñas (tacita de café) o muy voluminosas (soperas, bandejas, etc.). Si la estantería está colocada cerca de la cocina o en una zona de mucha polución, siempre es recomendable que lleve puertas. Si lo que quieres es una estantería tipo expositor, deberá tener diferentes tipos de huecos o estar realizada a medida de tus necesidades. Como la de la imagen, diseñada por Pepe Leal, y realizada con palets reciclados.

Librería de madera con expositor de libros

Estantería para libros

O lo que es lo mismo, una librería de toda la vida, como la de la imagen, diseñada específicamente para albergar libros. Como en todos los casos, pero más en éste, se recomienda que esté anclada fuertemente a la pared. Sus baldas deben ser sólidas, preferiblemente de madera o metal (el cristal no es aconsejable, a no ser que sea de seguridad, lo cual resultaría muy poco económico). Tampoco se recomienda que sean baldas muy largas (nunca más de un metro), pues tarde o temprano se terminan curvando. El alto de los huecos pueden variar entre 15 y 30 cm, para dar cabida a diferentes formatos de libros. En la librería de la imagen, además, se ha realizado una balda específica para exponer los libros más voluminosos y decorativos.

Estantería modular formada a base de cajones

Estantería para adornos

Jarrones, vasijas, plantas y pequeños objetos decorativos no requieren precisamente de una estantería tan resistente y sólida como la de los libros. Por eso, os mostramos este modelo, que se ha puesto muy de moda, de la firma Bloomingville: se trata de estanterías modulares a base de cajas cuadradas, rectangulares y triangulares, con las que puedes crear atractivas composiciones a medida de los objetos y del espacio. Cada recuadro puede estar destinado a un objeto, de forma que tanto el contenido como el continente sean un todo muy decorativo.

Estantería de hierro y madera

Estantería alta multifunción

Este es el típico modelo de estantería versátil, que sirve para todo: menaje, objetos decorativos, colecciones de discos, etc. Es suficientemente sólida como para albergar libros (hay que tener cuidado con los laterales, pues los libros necesitan sujeción para que no se caigan por el costado). Sus medidas (80 x 35 x 200 cm), son estándar, por lo que se adaptan prácticamente a cualquier habitación de la casa: cocina, salón, baño, dormitorio, despacho...

Dos estanterías juntas para crear una sola estantería

Otra de las ventajas de las estanterías altas y estrechas es que se pueden unir para formar una sola composición y ampliar el espacio de almacén. Además, como puedes ver en esta imagen, las estanterías sin fondo son perfectas para delimitar espacios sin obstaculizar el paso de la luz. La de la imagen, de C&B2, está realizada en madera de roble con estructura de hierro.

Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!