Decoratrix

Librerías y estanterías: orden, diseño y decoración

Publicado en Muebles - Librerías y estanterías por Carmen Menesteo

El "Salón del lector", de Asun Antó

Nacieron como la mejor solución para tener los libros clasificados y en orden. Sin embargo, con el tiempo, estanterías y librerías han visto ampliado su cometido hasta convertirse en un mueble multiusos, donde además de colocar nuestros libros, encontramos huecos para poner jarrones, fotografías, el equipo de música, objetos decorativos... Incluso, hasta un hueco para la chimenea. Qué mejor forma de tener nuestras cosas en orden y a la vista.

¿Estás pensando en añadir uno de estos muebles en algún rincón de tu casa? Para ayudarte con este cometido, hemos seleccionado 8 modelos que vimos en la última edición de Casa Decor, de diseño y estilo diferentes, que seguro te inspirarán a la hora de elegir la que mejor encaje con tus gustos y necesidades.

Biblioteca y zona de lectura

La decoradora Asun Antó proyectó un espacio para exponer y guardar libros al que denominó “Salón del Lector”. Distribuido en dos alturas, en la superior se encontraba, una gran librería en forma de L, realizada con tableros de DM pintados de blanco. Para iluminar los estantes, se instalaron tiras de iluminación LED. La pared que quedaba libre se decoró con un espejo de cuarterones de suelo a techo. A los pies de la barandilla, un gran sofá modular protagonizaba la zona de lectura, un ambiente cálido y acogedor, con asientos cómodos donde disfrutar de un buen libro.

Restaurante “Urban Blue”, de Manuel Espejo

Una librería en el comedor

Tanto estanterías como librerías son muebles muy versátiles que no tienen habitación determinada porque funcionan en todas, del salón al dormitorio pasando por el pasillo o el comedor.

Así, pudimos ver como el decorador Manuel Espejo colocó en uno de los salones del restaurante “Urban Blue”, una librería de diseño simétrico y estructura metálica, con paneles de madera. La primera se pintó en un elegante tono dorado, la trasera en laca verde y el resto –cubos y cornisa– en laca azul.

Home Office “La Favorita 2.0”, de Lourdes Treviño Quirós

Librería con chimenea integrada

Una librería a medida permite aprovechar al máximo el espacio e integrar irregularidades, como pilares y retranqueos, así como ocultar paredes irregulares o camuflar puertas de paso.

El ejemplo que vemos en la fotografía pertenece al equipo de Freehand Arquitectura. En su proyecto de biblioteca se colocaron estanterías hasta el techo y se realizó un frente de librería que, además de camuflar una puerta de paso, integra una chimenea de vapor. El diseño combina baldas de acero verticales y horizontales con una trasera de lamas de madera de pino acabada en nogal, que se instalaron en la pared.

Invernadero “Curiositarium”, de Soledad Merchán y Gracia Bardají

Estantería con mueble incorporado

Las características estructurales de cada librería varían mucho en función de la habitación, el tamaño y a lo que queramos destinarla. Por un lado, los estantes sirven para mantener cierto orden y, por otro lado, son ideales para exponer bonitos objetos de decoración y otros accesorios para la casa.

En el espacio “Curiositarium”, diseñado por el equipo de GS Interior Design, pudimos ver una estantería tipo puente, con estantes verticales y horizontales y un cuerpo central abierto que se aprovechó para colocar un pequeño escritorio con cajones.

“Sky” Espacio Niessen, de Marta Sánchez Zornoza

Estantería con escalera

Las estanterías abiertas son ideales para colocar todo tipo de objetos decorativos, o una buena colección de libros. El único requisito que debemos tener en cuenta con este tipo de estanterías es que no se deben sobrecargar demasiado, evitando así una imagen de desorden que transmita cierta sensación de caos al conjunto de la habitación.

El mejor ejemplo de orden decorativo es esta estantería diseñada por Marta Sánchez Zornoza, que idéo una pieza escultural con estantes a diferentes alturas para crear un atractivo juego de volúmenes y formas. En cada estante, el objeto adecuado, sin sobrecargas. Además, la estantería cuenta con una escalera con peldaños volados, que simula la salida a un piso superior.

“Club Buen Retiro”, de Viteri/Lapeña

Estanterías para menaje y adornos

El menaje de mesa requiere un tipo de estanterías con muchas baldas o compartimentos, dado que generalmente tenemos piezas de diferentes tamaños, desde las pequeñas tacitas de café hasta las sopera o bandejas, mucho más voluminosas. Si lo que quieres es una estantería expositor, deberá tener diferentes tipos de huecos o estar realizada a medida de tus necesidades.

Puede servirte de ejemplo esta estantería que el estudio de Viteri-Lapeña diseñó para su espacio “Buen Retiro”. Está formada por módulos de diferentes tamaños que le aportan dinamismo. Está realizada en laminado y combina dos acabados diferentes: oro mate y negro lacado en alto brillo. La trasera es un textil retroiluminado.

Vestíbulo “Bella Natura”, de Virginia Gasch

Estanterías colgantes

Este tipo de estanterías tienen la ventaja de que el espacio que queda debajo puede utilizarse libremente. Además, son la opción ideal para vestir y decorar las paredes desnudas. Son piezas que sobre todo han de ser funcionales, pero también bellas, porque tienen un gran peso en la decoración de nuestra casa.

La interiorista Virginia Gasch jugó con perfiles de color dorado para establecer un hilo conductor en la decoración. Este acabado está presente, no sólo en buena parte del mobiliario, sino también en los marcos de las estanterías. Son dos modelos simétricos que comparten el mismo look en blanco y azul.

"Comedor Privado", de Adriana Nicolau

Empotrada en la pared

En Casos Complicados de paredes con retranqueos y salientes, la estantería se puede adaptar. Y no sólo con diseños de obra hechos a medida. También hay composiciones modulares con la posibilidad de variar el fondo de estantes y armarios.

En el Comedor Privado, proyectado por la decoradora Adriana Nicolau, vimos una solución perfecta para sacar partido al hueco existente en una de las paredes. Para ello, diseñó esta estantería a medida en madera lacada en negro y baldas de rejilla dorada. Los estantes están retroiluminadas con tiras de LED y cuenta, además, con un armario donde ocultar el aparato de aire acondicionado. Fotos: Casa Decor y Decoratrix.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!