Decoratrix

Una cocina en el pasillo

Publicado en Habitaciones - Cocinas por Marta Sanz
cocina_abierta_al_pasillo

En muchas reformas, las bajantes y entradas de agua y otros conductos obligan a situar la cocina en un lugar específico, sin posibilidades de cambiarla. Pero hay soluciones que llegan a resultados tan acertados como el que os mostramos hoy. En esta reforma de un pequeño piso, la cocina quedaba entre el salón-comedor y una habitación del fondo, y obligaba a crear un estrecho pasillo. Los muros no se podían eliminar, así que la solución fue crear el acceso a la cocina desde el pasillo, a través de un gran vano con puerta corredera, y en la pared que da al comedor, abrir un pasaplatos.

cocina_color_blanca_y_naranja

La cocina, sin tener muchos metros, resulta espaciosa y funcional. Los muebles se colocaron en U, respetando el "triángulo de trabajo", donde cada lado alberga una zona diferente: de frente, la zona de cocción; a la derecha, el fregadero; y a la izquierda, el refrigerador y la zona de almacenaje. La pared se pintó en un encendido tono naranja, pero sólo la parte superior, por encima del zócalo de Silestone que protege todo el frente de cocción.

fregadero_griferia_cocina

Los armarios se eligieron en laca blanca de alto brillo, con largos tiradores de acero inoxidable. En la encimera, de Silestone, se realizaron unas hendiduras para que el agua escurra en el profundo fregadero cuadrado, con una grifería profesional.

pasaplatos_de_cocinas

El pasaplatos es un vano horizontal que se cierra con ventanas plegables, diseño similar al de la puerta corredera. De esta manera, se consigue dar independencia a la cocina para controlar los humos cuando se está guisando, pero a la vez, permite una comunicación fluida con el resto del salón-comedor. Reforma realizada por el estudio Martín Escanciano Arquitectos. Fotos: Decoratrix.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!