Decoratrix

Una cocina con comedor en el pasillo

Publicado en Habitaciones - Cocinas por Carmen Menesteo
casa-gazteludecoratrix-011 Había una vez una casa con un pasillo muy largo y dos habitaciones muy pequeñitas que no servían prácticamente para nada; El estudio de arquitectura Gaztelu&Arquitectos los convirtió en un trix(bueno, en un poco más de tiempo, estas cosas no se hacen en un día) en una cocina completamente equipada y en un comedor de diario. De ser un pasillo aburrido y largo se transformó en un ambiente muy interesante. Para ello, se tiraron los tabiques y se creó un espacio integrado donde un cerramiento de cristal aisla la cocina cuando es necesario y la otra habitación pasó a tener un uso más práctico: un coqueto y acogedor comedor (o en un lugar agradable para hacer muchas cosas). casa-gazteludecoratrix-015 El pavimento en este pasillo crea un juego muy singular, empieza siendo una piedra gris y al llegar a la zona "caliente" se convierte en una tarima de roble de gran formato que unifica ambos espacios, la cocina y el comedor. La puerta de cristal que cierra la cocina está formada por dos hojas fijas y una corredera que se desplaza sobre guías superiores. El cristal se eligió de un espesor mayor de lo habitual para que la hoja, de gran tamaño, no se combe con el uso. casa-gazteludecoratrix-013 La cocina es muy pequeña, pero está planificada al milímetro y hay sitio para todo. Sobre todo, se consiguió la mayor superficie de trabajo posible. A veces es mejor una cocina organizada con cabeza que metros y metros de encimera llena de trastos. En este caso, la planificación corrió a cargo de la firma Moretti y está amueblada con la serie 2.1 de Logos. Los muebles tienen puertas laminadas en acabado roble y la encimera es de Silestone rojo. Tanto la campana como los frentes y los electrodomésticos se eligieron en acabado acero, logrando una paleta cromática muy serena: roble, rojo y gris. casa-gazteludecoratrix-012 casa-gazteludecoratrix-014 La zona de comedor (o de otras actividades apacibles y domésticas) se resolvió mediante una bancada de obra con tapa de madera, ésta se abre y oculta una jugosa zona de almacenamiento. El faldón del banco se retranqueó respecto al asiento para que los pies no choquen con él al sentarse. La mesa es de Ikea y las sillas, de cuero blanco y acero, de La Oca. Fotos: Decoratrix.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!