Decoratrix
Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

Una casita de muñecas ecológica y sostenible

Publicado en Casas - Casas de campo y cabañas por Cova Pendones

la-casita-de-carlota-y-guiomar

Esta casita de muñecas es el vivo ejemplo de una "vivienda sostenible y ecológica". Sus propietarias, Carlota y Guiomar, ayudaron a su padre, el manitas de Antonio, a hacerla. Pero no creáis que fue todo coser y cantar, pues todos los materiales son de derribo. Durante un tiempo, siempre que pasaban por un contenedor, los tres se asomaban a ver qué encontraban: tablones, puertas, ventanas... Cuando reunieron suficiente material, hicieron la base de la casa sobre losetas gravilla, para aislarla de la humedad, y levantaron los muros.

la-casita-de-munecas

El tejado de construyó con cartón asfáltico, también de derribo, y las paredes exteriores se protegieron con barniz para yates. Pero tardaron mucho más tiempo en reunir todas las tejas para cubrir el tejado.

la-casita-de-munecas4

Este es el salón, perfectamente amueblado. La cuna donde durmieron Guiomar y Carlota, que la había hecho Antonio, ahora les sirve de confortable sofá. En el suelo, un retazo sobrante de una moqueta sirve de alfombra, y la mesa y las sillitas son regalo de un amigo que las iba a tirar. "Qué osadía", pensaron, "que vengan a nuestra casita". Hasta la pintura de las paredes es un sobrante de una obra.

la-casita-de-munecas3

Un seis de enero Carlota y Guiomar descubrieron emocionadas que los Reyes Magos también habían puesto su granito de arena en la casita. Además, al ser magos, desplegaron todos sus recursos para hacer esta cocina: la encimera y el frente son de teselas de baño; las puertas de los armarios, cajas de vino; el fregadero es una flanera; los mandos de la cocina, aspersores; y el grifo, un tubo con una tuerca.

la-casita-de-munecas7

¿Y a dónde lleva esta escalera? (que rescataron de un desguace en la Real Fábrica de Tapices)

la-casita-de-munecas6

Al altillo de la vivienda, donde se instaló la suite de las princesas. Con un par de colchonetas de jardín recuperadas y un trozo de tarima de bambú encontrado en un contenedor, los aposentos reales quedaron decorados. Finalmente, la casa había sido terminada, pero aún quedan detalles por rematar, piezas que sustituir, muebles que cambiar... Ya se sabe, las casas nunca se terminan de decorar. Habrá que ver qué encuentran en los contenedores que les pueda servir. Fotos: Decoratrix.

Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!