Decoratrix

Una casita de campo en un campamento de verano

Publicado en Casas - Casas de campo y cabañas por Cova Pendones
Fachada de una casita de campo en un campamento de verano

Situada en una zona costera del norte de California, esta casita de campo es, en realidad, una de las instalaciones que albergan a los chicos de un campamento de verano, dentro de una extensa granja lechera. ¿Os imagináis qué maravilla disponer de una casita tan deliciosa compartida con 4 compañeros? 

Fachada de una casita de campo en un campamento de verano

The Inverness Bathhouse es un proyecto de Richardson Architects, un estudio de arquitectura inteligente, sostenible y respetuosa con el entorno. A primera vista, parece una casita de campo tradicional; no obstante, en su diseño se han teniendo en cuenta diferentes factores: el intenso uso que sufre durante el verano, la proximidad del mar y la utilización de materiales resistentes, no corrosivos y económicos.

Dormitorio de una casita de campo en un campamento de verano

Este es el aspecto de una de las dos habitaciones para los chavales. Las paredes y el techo se realizaron con tableros contrachapados de MDO, pintados en color blanco hueso, de la firma Benjamin Moore. Las ventanas, de guillotina, se cubrieron hasta la mitad con un estor enrollable, que da intimidad pero permite el paso de la luz.

Cuarto de baño de una casita de campo en un campamento de verano

El cuarto de baño, con dos zonas de ducha, cuenta además con una encimera con fregadero que hace las veces de lavabo. El suelo de toda la casa está cubierto por un material muy resistente, hecho a base de serrín aglomerado colocado en lamas de 10 cm de ancho.

Porche de una casita de campo en un campamento de verano

En el porche, una de las zonas más utilizadas, se habilitó una pequeña zona de estar con butacas y mesas de madera. Todo el mobiliario es reciclado o realizado con materiales ecológicos y de la zona.

Vista de una casita de campo en un campamento de verano

Fachada lateral de la casita de campo, de 80 metros cuadrados, con el techo de zinc galvanizado en color terracota. El terreno, que era irregular, se niveló para sentar los cimientos de la casita. Hasta el jardín exterior, primorosamente organizado, da un aspecto de casita de muñecas a este albergue infantil.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!