Decoratrix

Un puf que sirve de revistero... ¿o es al revés?

Publicado en Muebles - Bancos y otros asientos por Carmen Menesteo

No os preocupéis, no hemos sacado el nuevo término "decorar en un puf" ni vamos a martirizar a las mentes ociosas intentando relajarse en estos días con decoraciones y estilismos express; es sólo una idea genial para que  vuestra imaginación se vaya estimulando y volváis a los quehaceres diarios con muchas ganas de cambiar y ordenar vuestras casas habituales. Somos muchos los que acumulamos revistas y revistas en casa, pues ha llegado el momento de convertirlas en un mueble y de paso aprovechar para hacer un poco de espacio y desalojar sutilmente a esas inquilinas que han tomado nuestra estantería como un pisito alquilado para toda la vida.

Sobre una base sencilla, una plataforma de madera troquelada con cuatro orificios estratégicos, descansaba triste y solitario un soso cojín. ¡Quién le iba a decir a él que páginas y páginas de letra impresa le iban a ir elevando hasta llegar a ver el mundo desde otra perspectiv! Sus aliadas, unas simples cinchas de cuero o de tejido acrílico que se hacen flexibles según la curiosidad intelectual de su dueño.

En su origen, era un cojín con pies, sin ninguna pretensión de notoriedad. Pero el ingenio de Njustudio lo ha convertido en un puf ilustrado. De lo que se demuestra que una buena idea puede convertir en un diseño ingenioso el objeto más inverosímil.

 

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!