Decoratrix
Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

Un hotel en Bali, destino paradisíaco

Publicado en Casas - Hoteles y casas rurales por Marta Sanz

Si eres de los que, como yo, ya están pensando en su próximo destino de vacaciones (¡qué duro es la vuelta al trabajo!) o bien, a estas alturas del verano, aún no tienes claro dónde disfrutarlas, aquí va un "hotelito" de lo más apetecible: el W Retreat & Spa Bali, ubicado en la exclusiva playa de Seminyak. En cualquier caso, ¿a quién no le gusta deleitarse con destinos paradisíacos? Quién sabe, el invierno es muy largo...

La primera impresión es la que cuenta, y por eso la decoración del lobby es una muestra de la estética que predomina en todo el hotel: lujosos diseños contemporáneos se combinan con exclusivos, elegantes e innovadores detalles que, junto con unas vistas magníficas, consiguen un espectacular lugar en el que recrearse.

Con una diversidad de colores, que abarca desde tonos verdes inspiradas en la selva y los arrozales, hasta los rojos de las ardientes puestas de sol, pasando por la gama de los marrones, que evocan los árboles y la tierra, los vibrantes ambientes y colores balineses son reinterpretados de forma artística en las 237 villas y habitaciones. Arriba, una imagen de la Marvelous Two Bedroom Villa Retreat, una estupenda villa privada de dos dormitorios, con una terraza de 179 metros cuadrados, rodeada de un exuberante oasis de bellos paisajes, una piscina de 55 metros cuadrados y una barbacoa para disfrutar de una rica cena bajo las estrellas. Y pensarás, ¿quién quiere hacer una barbacoa en un hotel como éste? Cuenta con un servicio de 24 horas, que se ocupara de todo.

La Fantastic One Bedroom Villa Retreat cuenta con una una terraza privada, donde unas cómodas tumbonas hacen que de éste un lugar perfecto para desconectar y cargar pilas. Es la única villa en la que es posible balancearse, relajarse, echarse una siesta o simplemente disfrutar (cada uno sabrá cómo) en el sofá cama Bale Begong, desde el que, además, se ve la piscina de 57 metros cuadrados en la que debe ser una gozada darse un baño.

Todas las habitaciones cuentan con vistas al mar. Verlo para creerlo, pero desde sus balcones privados se contempla el impresionante Océano Índico, una de las mejores vistas de Bali. Aaay, ¡ menudo telón de fondo! Inmejorable.

Y como imaginaras, el hotel se completa con diferentes bares y restaurantes donde degustar una exquisita selección de carnes, pescados y mariscos de la mayor calidad. Por cierto, para los que no quieran salir de la habitación, siempre es posible recurrir al servicio de comidas a la habitación disponible las 24 horas, que ofrece un menú con lo mejor de todos los restaurantes (qué hay que reponer fuerzas). ¿Mis próximas vacaciones?

Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!