Decoratrix

7 sillas de diseño para el comedor: creaciones con nombre propio

Publicado en Muebles - Sillas y butacas por Carmen Menesteo
Sillas de diseño para el comedor

Si a la hora de montar tu comedor, tuvieras que elegir entre una mesa para toda la vida o unas sillas de diseño para el comedor, con nombre y apellido, que marcaran la decoración del ambiente, ¿por cuál te decidirías? Sin duda, lo ideal es tenerlo todo, pero ya sabemos que en ocasiones hay que elegir. Por eso, yo lo tengo claro: las sillas de diseño son mis preferidas. Nada como creaciones de brillantes diseñadores para lograr un comedor con carácter y personalidad, ya sean sillas centenarias, que aunque en la actualidad se fabriquen en serie fueron concebidos como piezas únicas y artesanas, o asientos del siglo XXI.

Sillas de diseño para el comedor: Comback, de Patricia Urquiola

Silla Comback de Patricia Urquiola

En 2012, la firma Kartell lanzaba la silla Comback, con la que la diseñadora Patricia Urquiola versionó la clásica silla Windsor del siglo XVIII. Caracterizada por un respaldo con una estructura de siete lamas que se alargan hacia el apoyo para la parte baja de la espalda, reforzada con un borde con hexágonos, y que se une al asiento mediante lamas verticales en aureola. El asiento de una pieza, de dimensiones generosas, combina funcionalidad y ergonomía. Está disponible en 6 colores diferentes: blanco, negro, rojo anaranjado, amarillo, gris azulado y avellana. ¿Por qué no combinarlos?

Sillas de diseño para el comedor: Frilly, de Patricia Urquiola

Sillas de diseño para el comedor Frilly, de Urquiola

Realizada en policarbonato transparente o turbio, la silla apilable Frilly de Kartell diseñada por Patricia Urquiola, está disponible en 4 colores diferentes. Se caracteriza por un patrón ondulado que recorre toda la estructura, creando un efecto óptico estudiado para evocar un estilo jocoso y femenino.

Sillas de diseño para el comedor: Grand Prix, de Arne Jacobsen

Grand Prix, de Arne Jacobsen

La silla Grand Prix fue diseñada en el año 1957 por Arne Jacobsen para Fritz Hansen. La silla ya premiada por el diseño, cuyo nombre se debe al premio más grande de la Triennale en Milano: el Grand Prix de 1957, donde Arne Jacobsen demostró una vez más sus dotes visionarias. Grand Prix fue y es aún una silla de diseño reconocida internacionalmente. El armazón de Grand Prix está elaborada a partir de tubo de acero de 14 mm. Esta silla tan fuera de lo común está compuesta de chapa de madera moldeada y está disponible en diferentes colores y tamaños. La silla es producida por Fritz Hansen de haya o teca.

Sillas de diseño para el comedor: HAL Wood, de Jasper Morrison

Silla HAL Wood, de Jasper Morrison

Jasper Morrison, caracterizado por la creación de diseños que no resultan extraordinarios sino más bien "súpernormales", lanzó en 2010 la silla HAL, de líneas puras y contemporáneas. Su amplia gama de bases, colores y tapicerías disponibles para el asiento, puede combinarse con una carcasa de asiento flexible y cómoda, fabricada en material sintético. La carcasa anatómica del asiento de HAL garantiza una gran comodidad y fomenta una postura dinámica, pues es extremadamente flexible y permite sentarse en diversas posiciones.

Sillas de diseño para el comedor: Drop, de Arne Jacobsen

Sillas Drop, de Arne Jacobsen

La Drop Chair, que fue diseñada por Arne Jacobsen en 1958 para el vestíbulo de SAS Royal Hotel de Copenhague, nunca se produjo de manera industrial para comercializarse; hemos tenido que esperar 56 años para poder disfrutar de ella. Su diseño se inspira en algo tan simple como una gota de agua, es una pieza muy versátil, cómoda y ligera,. Está disponible en plástico de seis colores diferentes: negro, blanco, azul piedra, gris, y albero con patas cromadas con recubrimiento de polvo de color a juego con la silla, también está disponible tapizada con textiles o con cuero.

Sillas de diseño para el comedor: Masters, de Philippe Starck

Silla Masters, Philippe Starck y Eugeni Quitlle

Fue diseñada por Philippe Starck en 2011 para Kartell, basándose en la silueta frontal de tres clásicos del diseños industrial: la silla 7 de Arne Jacobsen, la silla Tulip de Eero Saarinen y la silla Eiffel de Charles Eames. El respaldo queda así definido por líneas y vacíos curvilíneos entretejidos a partir de los tres respaldos distintos, recordando un diseño modernista actualizado, que se ha convertido rápidamente en un supervendas gracias a su ligereza y cuidado diseño. Está pensada y diseñada tanto para interior como para exterior, lo que la convierte en una excelente opción en terrazas.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!