Decoratrix

Revestimientos cerámicos: experimentar con los formatos

Publicado en Reformas - Suelos y paredes por Marta Sanz
L’Antic Colonial, Rhombus (14 x 24 cm)

La cerámica española nos ofrece numerosas alternativas a la hora de escoger los revestimientos que vestirán nuestras casas, y es que cada vez hay a nuestra disposición azulejos de más colores, texturas y formatos. Muy lejos quedaron las baldosas cuadradas como única opción para revestir suelos y paredes. Las formas triangulares, hexagonales, romboides o en escama son solo algunas posibilidades, pero hay muchas más. Cualquier idea puede llevarse a cabo, y experimentar con los formatos le dará forma al hogar. 

Cevica, Rustic (5 x 25 cm)

Formatos especiales

Son capaces de vestir por completo la habitación, convirtiendo los suelos y paredes en un lienzo exclusivo en el que proyectar toda la esencia y personalidad que se quiere otorgar a la estancia. Hexágonos, triángulos, romboides o los clásicos rectángulos combinados entre sí reforzarán el protagonismo de los suelos y paredes, convirtiéndose en la opción idónea para vestir las paredes más vacías en habitaciones con pocos muebles. Arriba: el modelo Rhombus, en 14 x 24 cm, de L’Antic Colonial, y Rustic, en 5 x 25 cm, de Cevica.

Gayafores, Ornato, Austral Mix (32 x 62,5 cm)

Identidad creativa

Los diferentes formatos permiten explorar la creatividad y buscar el estilo que más se adapte al ambiente que queremos conseguir. Ya no se esconden las juntas, sino que se refuerzan para acentuar la forma de las baldosas. Las opciones son infinitas: combinar colores, crear nuevas formas o incluso superponer formatos. La pared de este baño se revistió con el modelo Austral Mix, en 32 x 62,5 cm, de Gayafores.

Equipe, Woodland (10 x 30 cm)

Movimiento natural

En la búsqueda de crear estancias elegantes pero diferentes, es una buena opción probar con formatos distintos a los clásicos cuadriláteros. Las formas inspiradas en la naturaleza consiguen ambientes armónicos, menos cuadriculados e igualmente respetuosos con la calma visual. Las baldosas de formato penta o hexagonal simulan las estructuras propias de la naturaleza, respetando el recorrido de las fibras y formas naturales: cortezas, tallos, colmenas… Arriba: revestimiento Woodland (10 x 30 cm), de Equipe Cerámicas.

Definición de los espacios

La combinación de los formatos permite también delimitar los espacios, que quedan definidos por el recorrido de las juntas. Así, baldosas más grandes o más pequeñas, dispuestas en una u otra dirección, o combinando tales o cuales formas estructuran visualmente la estancia y ayudan a distribuir el espacio. La disposición que se consigue al componer con los formatos puede reforzarse combinando baldosas de diferentes colores y texturas. Arriba: modelo Barbican, en 33 x 100 cm, de Peronda.

¿Y si combinamos? 

La experimentación con los formatos permite dar un paso más: combinarlos para crear opciones únicas. Una pared con baldosas rectangulares, otra con piezas triangulares y el suelo, de hexágonos. Atreverse a romper con la simetría otorga mucha personalidad a las estancias y permite ambientes mucho más creativos. Este recurso puede emplearse también de forma más sutil, experimentando con diferentes baldosas en el mismo tono, intercalando gran y pequeño formato en tonalidades neutras o de la misma gama cromática que den una continuidad visual a la estancia. En este ambiente, revestimientos Vintage, en 7 x 60 cm y 9,5 x 21,5 cm, de Natucer.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!