Decoratrix

Restaurante Lah! por Il Mio Design, en Madrid

Publicado en Casas - Restaurantes por Marta Sanz

Lah! es un nuevo concepto de restaurante especializado en gastronomía del sudeste asiático. Destinos tan exóticos y evocadores como Malasia, Singapur, Tailandia, Vietnam, Filipinas, Indonesia y Camboya tienen un nuevo lugar en Madrid donde expresar con autenticidad toda su riqueza culinaria, aún poco conocida en España. La sorprendente y extraña palabra con la que se ha bautizado es una expresión utilizada en el sudeste asiático, que se usa al final de las frases para enfatizar una idea, una opinión o señalar un estado de sorpresa. No se aprende en la escuela. Se tiene que vivir allí para saber manejarla y lograr agregarla con sutileza al discurso para aportar expresividad y vida.

La carta de LAH! pretende sorprender hasta a los clientes más conocedores de la cocina asiática. Está estructurada de una manera sencilla y pedagógica en nueve familias que recogen, a través de una cuidada selección, los platos más representativos del sudeste asiático, cada uno identificado con el país de origen de su receta. Así se suceden una variedad de pequeños bocados, ensaladas, rollitos, dumplings y satays, seguidos por una selección de curries, noodles, platos cocinados al wok y a la parrilla. Para desarrollar la oferta culinaria de LAH! se ha recurrido al asesoramiento del prestigioso experto gastronómico Robert Danhi, chef americano especializado en cocina del sudeste asiático que lleva varias décadas explorando y experimentando sus múltiples facetas gastronómicas para transportarnos y sorprendernos a través de sus recetas a esta lejana parte del mundo.

Del proyecto de interiorismo, se encargó el estudio Il Mio Design, que propusó una interesante y atípica distribución a través de una serie de paneles verticales de madera maciza, como si de biombos y carteles enunciativos se tratasa, que armonizan el espacio, le confieren una fuerte e ingeniosa personalidad y proporcionan el confort acústico necesario. Con estas compartimentaciones, se consiguieron pequeños espacios más intimistas y acogedores. En estos paneles, la gráfica hecha con la escritura oriental viene troquelada.

Para las paredes se apostó por un aspecto envejecido. Se pintaron al temple mate con una superposición de diferentes capas y tonos para conseguir un efecto de falta de uniformidad, desconchado, que deja entrever las diferentes manos de pintura, insinuando el paso del tiempo y que además envejecerá perfectamente. El suelo se cubrió con piedra de Campaspero (Valladolid).

Para acercarnos a las sensaciones que se experimentan en estos lugares, el equipo de Il Mio Design trabajó con elementos naturales y reciclables. En cuanto al mobiliario, de líneas sencillas, se combinaron piezas de diseño internacional con elementos exclusivos, como la banqueta inspirada en las formas y colores de los cojines tradicionales tailandeses.

El espacio se encuentra enriquecido con elementos decorativos muy particulares: lámpara en la entrada, realizada a base de sombreros locales, el colorido textil, los ventiladores, las campanas budistas que se sitúan en la entrada de los templos, las recreaciones de sus platos artesanales, etc. El resultado es un ambiente urbanita y cosmopolita, un espacio auténtico, acogedor, desenfadado, asequible y natural que combina con exquisitez la cultura oriental del Sudeste Asiático con una gran ciudad moderna como Madrid.

La iluminación, muy estudiada y puntual, con focos y lámparas decorativas, tiene un toque de teatralidad para lograr una mayor espectacularidad, pero con un uso intimista y acogedor en las diferentes zonas del restaurante, pues se emplean diferentes gamas cromáticas según convenga. Apunta: María de Molina, 50. Fotografías: Usio Davila. Vía: Plataforma Arquitectura.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!