Decoratrix

Puesta a punto de una vivienda para alquilar

Publicado en Casas - Apartamentos y estudios por Marta Sanz
Puesta a punto de un piso para alquilar

Los propietarios de este piso, situado en el barrio pamplonés de La Milagrosa, querían ponerlo en alquiler cuanto antes. Para ello sabían que la vivienda necesitaba un nuevo look que la hiciera visualmente más atractiva, pero tampoco querían meterse en una reforma integral, ya que tenían un presupuesto ajustado. A través de las redes sociales conocieron a la empresa Casas a Punto y confiaron en sus profesionales para realizar un home staging: una puesta a punto estratégica para agilizar la venta o alquiler de una vivienda. 

Puesta a punto de un piso para alquilar

Primer punto: los futuros inquilinos

La home stager Joana Aranda, de Casas a Punto, fue la encargada de transformar el piso. "Cuando te enfrentas al proyecto de interiorismo de una casa en la que aún no vive nadie y, sobre todo, no sabes cómo van a ser sus inquilinos, conviene pensar en un cliente objetivo, centrarte en un público concreto para captar su atención", nos cuenta Joana. 

Así que, puesto que el piso se encuentra muy cerca de las univesidades, esa nueva imagen se realizó pensando en unos inquilinos jóvenes, universitarios. ¡Además es un quinto piso sin ascensor!

Puesta a punto de un piso para alquilar
Puesta a punto de un piso para alquilar

Las obras

Los 65 metros cuadrados del piso se distribuían en un salón, la cocina, tres dormitorios y un baño. ¡Demasiadas estancias en tan poco espacio! Así que lo primero que se hizo fue tirar tabiques e integrar en un mismo espacio la cocina y el salón. De esta forma, se logró, no sólo amplitud visual, sino también que la luz natural fluyera por la nueva zona social. Además con la reforma se logró aprovechar sus vistas al Parque de Ilargi-Enea, dotando así a la vivienda de un plus de estilo y un detalle que lo diferenciaba del resto de pisos de alquiler de la zona. 

También fue necesario cambiar los revestimientos y actualizar la instalación eléctrica. Con la idea de crear continuidad visual y amplitud, se apostó por una uniformidad de materiales: todas las paredes se pintaron del mismo color y se colocó un suelo vinílico que imita madera en toda la vivienda. 

"Para no encarecer el presupuesto, algunos elementos como el gotelé y las tuberías vistas, no los pudimos quitar. Así que buscamos la manera de que quedaran integrados en la decoración, creando puntos focales que desviaran la atención", nos cuenta Joana. 

La decoración

A partir de la base neutra que se había creado –paredes blancas y suelo acabado en madera–, se recreó un estilo moderno y funcional, con muebles de diseño ligero, alguna pieza de color y telas en tonos lisos, nada estridentes. Había que potenciar las vistas y la luminosidad del piso.

Otro de los retos fue lograr un conjunto equilibrado y armónico con piezas de distintos estilos y acabados, ya que, si bien algunos muebles se compraron para este proyecto de home staging, muchos otros eran recuperados de otra vivienda.

"Quisimos introducir un elemento que imprimiera carácter y personalidad a la decoración, y nos pareció una buena idea realizar un sofá con palés reciclados", cuenta Joana.

¡Sorpresa!

El baño, con los típicos azulejos blancos, estrenaba una nueva imagen gracias a una capa de pintura en verde pastel, pero eso no fue lo mejor: "Desde la fachada exterior vimos que en el baño había una ventana ¡que estaba tapiada! Había que recuperarla", nos explican. Y eso fue lo que hicieron: dotarle de unas vistas estupendas. 

El resultado es un piso actual y luminoso, con una distribución que se ajusta perfectamente a las necesidades de vida de los jóvenes universitarios.

También te podría gustar...