Decoratrix

Portarretratos con utensilios de laboratorio fotográfico

Publicado en Manualidades - Reciclaje por Marta Sanz
portarretratos con utensilios fotográficos

El trabajo artesanal del laboratorio fotográfico ha sucumbido frente al pixel y el photoshop. El revelado de las fotos lo realizaban alquimistas de las imágenes en sus laboratorios químicos. Ahora, todos esos utensilios, que en su día costaban un dineral, son los restos del naufragio que el tsunami digital ha dejado. Pero como de nada vale ponerse nostálgicos, en Decoratrix hemos decidido reciclarlos y les hemos dado un nuevo uso: originales portarretratos. Al fin y al cabo, fueron inventados para albergar fotografías. Cedemos la palabra a los expertos fotógrafos de Decoratrix, que han ideado esta idea en un trix, para que nos cuenten para qué servía cada utensilio.

portarretratos con utensilios fotográficos

Los tanques de revelado de placas (hojas de película de 9x12 cm; 13x18 cm; 18x24 cm....) son tanques estancos a la luz en donde se sumerge la placa en los químicos correspondientes. Lo importante, además de evitar la luz durante el proceso, es impedir que las placas se toquen entre sí, o se peguen, lo que provocaría fallos en el proceso por desigual contacto con los líquidos reveladores. Por eso, el sistema de perchas y bastidores: las placas se colocan en esos soportes que permiten evitar que se peguen unas a otras, se aprovecha al máximo el espacio, se ahorra en líquidos, se facilita la operación de agitado, cambio de químicos, lavado y secado...

portarretratos con utensilios fotográficos

Las cubas de acero fueron sustituidas por otros materiales más inertes, plásticos y policarbonatos. Y las placas fueron sustituidas, en el ámbito popular, por película en rollo, que se revelaba no en perchas, sino en espirales, siguiendo la misma filosofía de estanqueidad y ahorro. Ahora las perchas y el bastidor los podemos utilizar para exponer fotos impresas a medida e ir cambiándolas de orden según nos dé ese día.

portarretratos con utensilios fotográficos

Los chasis de película era el sistema estándar desde el siglo XIX de disponer la película en las cámaras de placas: de "fuelle", de banco óptico, técnicas..., que usan placas de 9x12, 10x12, 12x18, 18x24, etc. Un simple compartimento estanco a la luz con  el sistema de tapa o lengüeta que se quita, deslizándolo, una vez inserto en la cámara y listo para apretar el obturador (disparador). El chasis (previamente cargado de película en el cuarto oscuro) se coloca en la cámara y se le quita la tapa, para que la película se exponga al disparar. Tras esto, se vuelve a deslizar la tapa para poder sacar el chasis sin "velar" la placa.

portarretratos con utensilios fotográficos

Al tener dos caras, se aprovechan las dos, con un compartimento para placas por cada lado. Una peculiaridad es la señal que tienen las tapas, para colocarlas de un lado u otro según la placa sea "virgen" (sin exponer) o expuesta, lista para revelar. En un principio estos chasis se hacían de madera y metal, pero últimamente los mismos plásticos y policarbonatos ganaron terreno. La marca por antonomasia de estos chasis de plástico es la norteamericana Fidelity, como se puede ver en los modelos de 9x12 usados en las fotos. Fotografías: Decoratrix.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!