Decoratrix

Pintar paredes en colores invernales

Publicado en Reformas - Color y pintura por Carmen Menesteo

Colores invernales: salon pintado en gris antracida

No hay por qué temer a pintar paredes en colores invernales: son elegantes, atemporales y combinan muy bien con las tonalidades claras y vibrantes, como lo demuestra este salón pintado en gris antracita, que encuentra su contrapunto cromático en tonos chillones como el azul klein del sofá, y las lámparas globo en rosa y naranja. Pero, ¿a qué llamamos colores invernales?

Colores invernales: pared pintada en sepia y dorado

Tonos dorado hoja con marrón barro

Los colores invernales suelen ser mates, plomizos y empolvados, que encuentran su referencia en la naturaleza (hojas, troncos, tierra, nubes...), y con mayor frecuencia durante el otoño-invierno. Pero en esta estación también hallamos colores vibrantes, como este dorado mate, muy hoja otoñal, que armoniza tan bien con el color marrón barro del mueble.

Colores invernales: comedor pintado en azul océano

Color azul océano

El mundo de los colores es tan inconmensurable, que no solo abarca la física óptica o las artes gráficas, sino la sociolingüística, que cuenta con una rama que estudia solamente la nomenclatura de los colores. Prácticamente los podemos llamar como queramos mientras tengan una referencia real en la naturaleza. Por ejemplo, el color de este comedor lo hemos bautizado azul océano, aunque deberíamos ser más específicos, porque océanos hay muchos. ¿Qué os parece "azul Cantábrico"? Así aparece en la carta de colores de Valentine.

Colores invernales: pared pintada en color sepia con fotos en blanco y negro

Pared pintada en tono sepia

El término sepia proviene de este molusco cefalópodo, cuya tinta se utilizaba para crear un pigmento pardusco, ocre o marrón, que se empezó a utilizar en obras pictóricas a partir del Renacimiento. También es bien conocida la técnica fotográfica de "virado a sepia" que consiste en sustituir los grises en la fotografía en blanco y negro por esta tonalidad pardusca. Ahora, Instagram y muchos apps fotográficos te permiten virar tus fotos en sepia, para darles cierto aire antiguo. En decoración, resulta un tono muy elegante, que varía mucho dependiendo de la hora del día. Es perfecto como telón de fondo para obras fotográficas en sepia, por supuesto.

Colores invernales: pared pintada en color berenjena

Color berenjena o púrpura

Tanto en moda como en decoración, solemos referirnos al color púrpura como berenjena, ya que pocas hortalizas pueden presumir de un color de piel tan hermoso y elegante. Lo curioso es que la palabra púrpura proviene de algunos caracoles marinos cuya tinta es de este color. La gama del púrpura comprende desde el azul purpúreo hasta el rojo purpúreo, entre los que encontramos el malva, el violeta, la lavanda, el morado... todos ellos referencias cromáticas de flores y frutas. Pero nosotros nos quedamos con el berenjena, el más distinguido de todos.

Colores invernales: pared pintada en verde musgo seco

Color verde musgo seco

Así hemos bautizado a este color verde mustio, pero muy hermoso, que también nos recuerda a hojas secas, uvas e, incluso, a algunas aguas de río. Un color desgastado claro, que tiene múltiples interpretaciones tonales, desde el verde manzana "pocho", el romero seco o el "abeto nevado", como aparece en la carta de color de Valentine.

Colores invernales: pared pintada en azul plomo

Pared pintada en azul plomo

Uno de los colores más chic de la paleta decorativa es el azul plomo, también conocido como azul grisáceo. El azul con el gris da como resultado cierto aspecto de metal, que lo encontramos frecuentemente en muebles de acero o aluminio laqueado. También nos remite a las amenazantes nubes oscuras de un horizonte invernal. Fotos: VTwonen

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!