Decoratrix

Mesa con tablero de hormigón para el jardín

Publicado en Manualidades - Bricolaje por Carmen Menesteo

Mesa con tablero de hormigón

El hormigón es un material duradero ideal para utilizar en exteriores donde queda expuesto a los . Convertido en uno de los materiales de moda a la hora de crear objetos y accesorios decorativos, el hormigón es una opción fantástica para fabricar el tablero de una mesa para la terraza o el jardín, ya que puede soportar el calor y la humedad sin dañarse. Olvídate de los problemas de la madera, de los repuestos y del mantenimiento, con el hormigón y los materiales adecuados podrás hacer tu propio tablero para una mesa que te durará toda la vida.

Materiales para realizar el tablero de hormigón

Materiales que vas a necesitar

Un saco de mezcla de hormigón
Tablero de madera
4 listones
malla de acero
cubo de plástico, guantes, batidor eléctrico o llana de albañilería

Paso 1: perfiles de madera para el encofrado

Paso 1: Preparar el bastidor y la mezcla

Antes de realizar la mezcla de hormigón, prepara un bastidor con los cuatro listones de madera con las medidas que quieras que tenga tu mesa. A continuación, mezcla el contenido del saco con agua según las instrucciones del fabricante. Esto se puede hacer en un mezclador eléctrico de hormigón o a mano con una paleta. El hormigón debe mezclarse justo antes de usar para prevenir que se endurezca antes de verterlo en el bastidor. La consistencia del hormigón debe ser similar a la de una papilla espesa. Recuerda que el hormigón debe mezclarse justo antes de usar para prevenir que se endurezca.

Paso 2: verter la masa y aplanar

Paso 2: Verter la mezcla y alisar

Inmediatamente, vierte suficiente mezcla dentro del bastidor de madera. Si es necesario, utiliza los dedos (con guantes) para empujar la masa por toda la superficie. También puedes usar una llana de albañilería.

Paso 3: reforzar con el enrejado

Paso 3: Colocar la malla de acero

Una vez que esté lisa la primera capa de hormigón, coloca la malla de acero en la parte central, esto dará consistencia al tablero cuando se seque la masa. Una vez colocada la malla, vierte el resto del hormigón por encima hasta cubrirla y alisa la masa con la llana. Para evitar que salgan burbujas, agita con cuidado el bastidor y con la ayuda de un martillo ve dando golpes alrededor hasta comprobar que está uniforme y sin burbujas.

Por último, deja que el hormigón se seque antes de sacar el molde de la mesa. Para obtener los mejores resultados, déjalo reposar como mínimo 48 horas, aunque esto dependerá de la profundidad del hormigón y las condiciones del entorno. Coloca el molde a la luz del sol y lejos de la humedad para acelerar el proceso de secado. Durante este período, conviene que humedezcas la superficie con un poco de agua rociada con una brocha o un rociador.

Colocar sobre las patas de la mesa

Cuando hayas comprobado que el tablero está completamente seco, puedes retirar el bastidor de madera. Ya solo te queda colocarlo sobre la base que tengas preparada. Aunque la mesa lucirá fantástica con el color gris del hormigón, en contraste con los tonos verdes del jardín o la terraza, recuerda que hay cementos de colores diferentes, y además muchos pigmentos para darle a tu tablero el color que más te guste. Este proyecto lo hemos visto en Hus & Hem, obra de Sania Hedengren y Susanna Zacke con fotos de Magnus Selander.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!