Decoratrix
Feria de Hong Kong

Casita de juegos para los más pequeños

Publicado en Manualidades - Bricolaje por Carmen Menesteo

Casita de juegos para bebés

A los más pequeños les encanta tener su propia casita de juegos, un refugio particular y privado donde jugar a sus anchas, guardar los juguetes y, porqué no, echarse un sueñecito de vez en cuando. Siguiendo este sencillo paso a paso, podrás construir un pequeño refugio de madera que, seguro, se convertirá en su espacio favorito. Una vez terminada, se puede colocar en su habitación, en algún rincón del salón o en el cuarto de juegos y, cuando llegue el buen tiempo, incluso se puede trasladar sin dificultad a la terraza, el porche o el jardín.

Plano con piezas y medidas

Plano de construcción

Antes de empezar a trabajar, asegúrate de reunir todo lo necesario para realizar la casita. En este plano de construcción tienes todas las piezas y medidas que necesitas para su fabricación. Aunque, si te falta alguna herramienta o no eres un experto en el corte de la madera, siempre puedes acudir a tu centro de bricolaje preferido donde harán los cortes precisos.

Dibujar y cortar las piezas

Dibujar y cortar

Para empezar, dibuja en las maderas las piezas que te harán falta para construir la casita. A continuación, y teniendo cuidado de que los peques no ronden muy cerca para evitar accidentes, corta las maderas con una sierra multiusos (la PST 10,8 LI de Bosch es perfecta para realizar cortes cortos).

Perforar los listones

Perforar los listones

Siguiendo las marcas señaladas en el plano de la construcción, realiza la perforación previa de los listones laterales y de los transversales, cortadas, utilizando un taladro/atornillador.

Montar la estructura según el plano

Montar el tejado

Después de montar la estructura, Además, montaremos el tejado según las indicaciones que se muestran en el plano.

Cerrar la parte baja con tablones

Cerrar los laterales y la trasera

Para que la casita sea estable y el bebé se sienta más seguro, tienes que cubrir la parte baja de los laterales y la trasera con tablones de madera.

Ocultar los tornillos con masilla

Ocultar los tornillos

Con el fin de que el acabado quede mejor y más seguro, conviene sellar los orificios de los tornillos con masilla para madera y alisarla bien con una espátula de carpintero.

Pintar la casita con su color preferido

Pintar la casita

Ya sólo queda pintar la casita del color que más te guste y que mejor combine con el espacio donde vaya a ir ubicada. Para un acabado perfecto, utiliza un sistema de pulverización, le dará un efecto satinado.

Colocar cojines, peluches y juguetes

Decorar la casita

Una vez que la pintura haya secado por completo, sólo queda decorar la casita. Para ello, puedes colocar una manta, cojines y algunos de sus peluches preferidos. También puedes colgar del tejado sonajeros, móviles sonoros y juguetes de colores. Proyecto y fotos: Bosch Bricolaje.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!