Decoratrix

Los data centers de Google

Publicado en Casas - Tiendas y oficinas por Marta Sanz

Los data centers de Google. El corazón de Internet

¿Alguna vez te has parado a pensar cómo son las tripas y el corazón de Google? Ahora podemos verlo, ya que nos lo enseñan, por primera vez, a través de la fotógrafa Connie Zhou, quien a tenido acceso a los centros de datos de la compañía. Una vez más, la realidad supera a la ficción. El interior de ocho centros de datos que organizan el contenido de millones de páginas web y distribuyen el tráfico de todos sus servicios: AdWords, Gmail, YouTube, Google TV, Google Earth, Google Docs, Analytics... Cuando entramos en un sitio web de Google, accedemos a una de las redes de servidores más potentes del universo. Pero, ¿qué aspecto tiene realmente? Te damos la oportunidad de ver el interior de lo que Google llama el Internet físico.

1. The Dalles, en Oregon (Estados Unidos). Entre las movidas aguas del río Columbia, los picos nevados y las colinas ondulantes de Oregón, Google pone sus productos y servicios a disposición de todo el mundo. Este centro de datos fue elegido por su clima suave y por la posibilidad de acceso a la energía hidroeléctrica. Es más, los trabajadores han mantenido este pensamiento ecológico con la puesta en marcha de un huerto comunitario en un extremo del recinto. Los tubos de colores que se ven en la imagen transportan el agua dentro y fuera del centro de datos de Oregón. Los tubos azules suministran agua fría y los rojos devuelven el agua caliente para que se enfríe.

Los data centers de Google

Los tubos no son las únicas cosas de colores de los centros de datos. Estos cables también están organizados por colores, lo cual puede ayudar a reducir los tecnicismos: “Pásame uno azul”

Los data centers de Google

2. En Hamina, en Finlandia, se recuperó una antigua fábrica de papel y se utilizó la infraestructura existente para construir allí un centro de datos. En este gran emplazamiento asentado en el hermoso Mar Báltico, se puede utilizar agua del mar canalizada a través de un túnel ya existente para enfriar los servidores de forma natural. Tras el proceso de enfriamiento, se disipa el calor residual y se mezcla con más agua de mar antes de volver a utilizarlo para el enfriamiento. Los tanques que aparecen en esta imagen se utilizaban antiguamente en el proceso de fabricación del papel.

Los data centers de Google

Vista aérea de una de nuestras plantas de enfriamiento, donde el agua de mar del golfo de Finlandia refrigera por completo el centro de datos.

Los data centers de Google

Estas tuberías de colores llevan agua. Tres de los centros de datos, como este de Finlandia, funcionan en su totalidad con aguas grises o sin procesar. El motivo es muy simple: en lugar de depender de agua potable limpia, se utilizan fuentes de agua alternativas y se limpia el agua justo en la medida necesaria para poder utilizarla para el enfriamiento. Esta agua se debe procesar, pero el tratamiento al que se debe someter para utilizarla en un centro de datos es mucho más sencillo que el proceso de limpieza para el consumo como agua potable.

Los data centers de Google

Las plantas que albergan servidores, como éstas, requieren una gran cantidad de espacio y eficiencia energética para poder ofrecer toda la gama de productos de Google al mundo.

Los data centers de Google. El corazón de Internet

3. Esta biblioteca de cintas pertenece al centro de datos del Condado de Berkeley, en Carolina del Sur, donde se hacen copias de seguridad de toda la información. Unos brazos robóticos, que se observan al final del pasillo, ayudan a cargar y descargar cintas cuando se necesita acceder a ellas. Cada cinta tiene un código de barras único para que el sistema robótico pueda encontrar la cinta correcta.

Los data centers de Google

Estos switches de Ethernet conectan la red de instalaciones de Google, lo que permite la comunicación con los principales mecanismos de control del sistema de enfriamiento del centro de datos de Berkeley y supervisar esos mecanismos.

Los data centers de Google. El corazón de Internet

4. El centro de datos del Condado de Douglas, en Georgia, es un ejemplo del interés de Google por optimizar los diseños para minimizar el impacto medioambiental. En este lugar construyó una planta de procesamiento y otra de tratamiento de agua para garantizar que no se quitaba agua potable a la comunidad local.

Los data centers de Google. El corazón de Internet

Los LED azules de esta fila de servidores indican que todo funciona correctamente. Se utilizan por su eficiencia energética, por su larga duración y por su brillo.

Los data centers de Google. El corazón de Internet

5. El centro de datos de Council Bluffs, en Iowa, tiene una superficie de más de 35.000 metros cuadrados. Se aprovecha al máximo cada centímetro para que los usuarios puedan utilizar servicios como la Búsqueda de Google y YouTube con la mayor eficacia posible.

Los data centers de Google

Vista de una sala de redes con cortinas de plástico del centro de datos de Iowa, donde el aire frío llega a través del suelo. Las barreras de plástico transparente ayudan a mantener dentro el aire frío e impiden la entrada de aire caliente.

Los data centers de Google
6. Uno de los motivos por los que Google eligió la ciudad de Lenoir, en Carolina del Norte, fue por sus orígenes como ciudad industrial del mueble. Como las fábricas de muebles consumían mucha energía, se podía reutilizar una gran parte de la infraestructura energética existente. Este sistema de tuberías forma una unidad de filtración de agua situada bajo una torre de refrigeración en el exterior de este centro de datos.
Los data centers de Google
Dentro de la sala de redes del centro, los routers y los switches permiten que los centros de datos se comuniquen entre sí. En esta sala, los cables de fibra óptica, los soportes de color amarillo próximos al techo, conectan los sistemas 200.000 veces más rápido que cualquier conexión doméstica normal a Internet.

Los data centers de Google. El corazón de Internet

7. En el Condado de Mayes, en Oklahoma, Google ha establecido fuertes vínculos con la comunidad Cherokee. En esta imagen, una vista inusual del pasillo de servidores, donde cientos de ventiladores canalizan el aire caliente dirigiéndolo de los bastidores de servidores a una unidad de refrigeración para su recirculación. Las luces verdes son los indicadores LED de estado de los servidores que se reflejan desde la parte frontal de los servidores.

Los data centers de Google

Millones de metros de cable conectan los servidores de Google de todo el mundo y garantizan que los usuarios puedan acceder a servicios de como la Búsqueda y Gmail. Cada uno de estos bastidores de servidores tiene cuatro interruptores y cada uno de ellos está conectado con un cable de diferente color. Google utiliza los mismos colores en todo el centro de datos para saber cuál hay que reemplazar en caso de fallo.

Los data centers de google

8. El centro de datos de Saint-Ghislain, en Bélgica, destaca por ser el primero que funciona sin enfriadores de agua. Esto se debe a que, en este centro, es posible utilizar el clima para enfriar el agua sin electricidad mediante un proceso denominado "enfriamiento gratuito". El centro de Saint-Ghislain también cuenta con una instalación de purificación de agua in situ que permite utilizar el agua de un canal industrial cercano en lugar del sistema de suministro de agua de la ciudad.

Los data centers de Google

Como parte del compromiso de Google con la preservación de la seguridad de los datos de sus usuarios, todas las unidades que tienen fallos se destruyen in situ.

Aunque los centros de datos de Google en The Dalles (Oregón), Hamina (Finlandia), Lenoir (Carolina del Norte), Berkeley (Carolina del Sur), Douglas (Georgia), Council Bluffs (Iowa), Mayes (Oklahoma) y Saint-Ghislain (Bélgica) revelan sólo una parte del secreto, vuelven real la magia de Internet: la conexión y la disposición de la información, con altos estándares de eficiencia energética y seguridad. Se trata de un conjunto de 54 fotografías curadas por la tecnología empleada en los datacenters, los ingenieros que hacen posible su funcionamiento y los espacios físicos que los albergan. Si te has quedado con ganas de ver la galería completa, pincha aquí.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!