Decoratrix
Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

La casa de Nani Marquina en la isla de Ibiza

Publicado en Casas - Casas de campo y cabañas por Cova Pendones

Casa de Nani Marquina en Ibiza, vista del porche

Ubicada en la zona más rural de la isla y con el mar Mediterráneo como telón de fondo, se encuentra esta acogedora casa payesa. Una casa rodeada de naturaleza que Nani Marquina, reconocida internacionalmente como una de las mejores diseñadoras de alfombras contemporáneas, y su marido, el no menos afamado fotógrafo de interiores Albert Font, compraron en un estado lamentable después de 40 años de abandono, con la firme intención de convertirla en un refugio de ensueño. Y contemplando las fotos realizadas por Albert ¡a fe que lo han conseguido!

Casa de Nani Marquina, pérgola de cañizo con estructura de acero

Los arquitectos barceloneses Martínez Lapeña y Elías Torres fueron los encargados del proyecto de rehabilitación siguiendo las consignas de los propietarios, que deseaban conservar la estructura básica de la casa en la medida de lo posible, dado el deterioro tanto de los exteriores como del interior. Así, las paredes exteriores recuperaron su color original con una mezcla de cal y tierra del terreno circundante, mientras que los suelos se pavimentaron con cemento pulido. Delante de la puerta de entrada, se realizó un amplio porche con dos zonas: un estar con una bancada de obra, cubierta de colchonetas cojines; y un comedor de verano con mesa de madera recuperada y sillas de cine antiguas, todo procedente de la tienda ibicenca Sluiz. La zona queda cubierta con un techo de cañizo sustentado por una estructura de acero galvanizado fijada al suelo para no dañar las paredes exteriores.

Casa de Nani Marquina, vista de la piscina

Casa de Nani Marquina, vista de la piscina desde el tejado

A continuación del porche, se encuentra una terraza abierta donde se construyó la piscina, justo encima del techo que albergaba el antiguo corral y que ahora acoge dos habitaciones independientes a las que se llega por una escalera lateral. Junto a la piscina se colocó una zona de estar, varias tumbonas y unas colchonetas adquiridas en Sluiz.

Casa de Nani Marquina, puerta de entrada

Casa de Nani Marquina, vista del salón

Casa de Nani Marquina, interior en blanco

Al interior de la casa se accede a través de un arco con puertas de madera de sabina. El interior respeta la estructura de las construcciones ibicencas: una sala de estar alargada, las habitaciones centrales con desnivel, la cocina y un cuarto de despensa. En el salón, el blanco luminoso de las paredes contrastan con el techo original de vigas de madera de sabina. Las vigas son las originales, que se retiraron del techo, desinfectadas y restauradas se volvieron a colocar en su posición primitiva. Para su decoración, Nani ha elegido el mobiliario imprescindible, un sofá blanco, de Perobell; dos sillones kilim, de la colección Rock The Kahbah, diseñados por Philippe Xerri; y una mesita baja de India, adquirida en Sluiz. Todos los objetos que completan la decoración son piezas artesanales, unas compradas en Ibiza y muchas otras de muchos rincones de mundo, recuerdos de sus viajes.

Casa de Nani Marquina, vista de la cocina

Casa de Nani Marquina, comedor

La cocina, con un esquema cromático en blanco, crudo y crema, se pavimentó con cemento pulido combinado con virutas de mármol de la vecina isla de Formentera. Una amplia isla con encimera de mármol se utiliza como barra de desayunos y como separación con el comedor, presidido por una gran mesa de madera recuperada, de Sluiz.

Casa de Nani Marquina, dormitorio

Casa de Nani Marquina, baño en el dormitorio

La decoración del dormitorio principal no puede ser más sencilla. Paredes encaladas de blanco y suelos de cemento pulido con virutas de mármol. Todo un acierto el pequeño ventanuco con puerta de madera abierto sobre el cabecero. En este espacio destaca la alfombra de la colección Losanges de Nani Marquina, una reinterpretación de la alfombra tradicional persa usando la técnica ancestral del Kilim. Un muro abierto, separa el baño del dormitorio. Revestido de mármol, cuenta con un murete estrecho a media altura que se utiliza como repisa para el espejo y los utensilios de aseo.

Casa de Nani Marquina, salón antes de la reforma

Casa de Nani Marquina, antiguo horno

Casa de Nani Marquina, vista del horno reparado

Casa de Nani Marquina en plena naturaleza

La casa se halla en una elevación natural del terreno, rodeada de naturaleza, de pinos centenarios y bosque bajo. Con su reforma Nani y Albert lograron una casa sencilla, muy rural, pero muy particular. Aunque, como ellos mismos reconocen, su recuperación les dio más de un dolor de cabeza. Solo hay que ver las fotos realizadas por Albert antes y durante de la rehabilitación. Vía: Dwell.

Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!