Decoratrix
Feria de Hong Kong

Siete ideas para renovar un cuarto de baño pequeño

Publicado en Habitaciones - Baños por Marta Sanz

Siete ideas para renovar el baño

¿Buscas soluciones para reformar el cuarto de baño? Hemos encontrado siete buenas ideas que queremos compartir contigo y que, seguro, te ayudarán a planificar tu espacio.

Primera idea: dos lavabos en lugar de uno

No hace falta que tengas mucho espacio. Fíjate en la foto: la encimera, de madera de cebrano, mide 111 cm de largo, x 55 cm de fondo, x 6 cm de ancho, y en ella se han encastrado dos lavabos cuadrados de tamaño medio. Todo de Trentino. En el centro, aún queda espacio para colocar útiles de higiene. Por supuesto, el espejo está en consonancia con el largo del mueble. ¡No más peleas por ver quién se lava los dientes delante del espejo!

Mamparas correderas

Segunda idea: mampara corredera

Mejor que se abra por los dos lados. A veces, las mamparas fijas o de una sola apertura terminan siendo incómodas, sobre todo en baños pequeños.

Tercera idea: alicatar con grandes losetas

La última tendencia son las grandes losetas con cantos disimulados, que creen cierta continuidad visual. Ya no se lleva la llaga vista que, en espacios reducidos, crea una sensación parcelada y reduce la superficie. Los de la foto miden 39,5 x 68 cm.

Los espejos agrandan el espacio

Cuarta idea: agrandar con espejos

La amplitud de este cuarto de baño es gracias, en parte, al efecto óptico que producen los espejos. Fíjate bien: de frente, un espejo de pared a pared que sube hasta el techo abuhardillado, y a la izquierda dentro de una hornacina, otro espejo que multiplica este espacio que no es tan grande como parece (mide 3 x 2 m). La utilización de mármol blanco para revestir las paredes fue otro acierto, así como la elección de un mueble y lavabo blancos.

El color blanco, el mejor aliado

Quinta idea: el color blanco es un gran aliado

Nos encanta este baño. Tan lleno de luz, tan diáfano, tan pequeño y tan bien distribuido... Dan ganas de quedarse ahí toda la mañana acicalándose y practicando el "dolce far niente". Quizás el principal acierto ha sido el color blanco para suelo y pared, que atrapa la luz (aunque no lo creas, la ventana es pequeña y da a un patio interior). Y también elegir unos revestimientos armónicos que crean una superficie continua: suelo, paredes, mampara, etc. Y el resultado es como una caja blanca apenas dividida por livianos tabiques de cristal.

Platos de ducha antideslizantes

Sexta idea: plato con revestimiento antideslizante

Elige un material antideslizante, que ofrezca seguridad. Aunque la mayoría de los modelos que encontrarás en el mercado ya lo son, también existen productos que se aplican sobre cualquier revestimiento para dotarle de esta propiedad. En principio, instalar un plato de ducha no tiene por qué plantear problemas: sólo necesita un desagüe y llevar las tuberías del agua. Plato de ducha realizado en Corian, con desagüe perimetral, en Trentino.

Sanitarios colgantes

Séptima idea: sanitarios colgantes

Las piezas de baño suspendidas son muy ligeras visualmente gracias a que no tocan el suelo. Además, al tener oculta la cisterna, son más pequeñas, y su presencia disminuye considerablemente, pasando más inadvertidos. Estos dos sanitarios son de Porcelanosa. Fotos: Decoratrix.


También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!