Decoratrix
Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

Dormitorio con tres ambientes

Publicado en Habitaciones - Dormitorios por Marta Sanz

Dormitorio decorado en tonos neutros

Elegante, sereno, actual y cálido. Así es este dormitorio diseñado por la arquitecta de interiores Marisa Fuertes. Se trata de un espacio que, además de con una espectacular zona de descando, cuenta con vestidor y cuarto de baño.

Con vistas desde la cama, orientada al ventanal, la zona de descanso se decoró en tonos neutros y materiales naturales, como la madera y la piel. Con esta combinación se logró, además de un ambiente sereno y tranquilo, una decoración atemporal, que no cansa ni pasa de moda. En cuanto al mobiliario, se colocaron solo las piezas básicas –nada de abarrotar el espacio con muebles y complementos innecesarios–, y entre ellas, el CH07 editado por Carl Hansen, un sillón escultórico de tres patas y asiento en forma de ala, tapizado en los colores de la decoración.

Zona de descanso de un dormitorio moderno y elegante

En la zona de descanso, con una cama de cuero y acero, se apostó por tonos blancos y neutros, la base de una decoración equilibrada y luminosa. Esta gama de color contribuye a realzar el mobiliario de madera oscura. En la pared del cabecero se realizó un foseado para alojar la iluminación indirecta.

Detalle de la mesilla de noche y aplique

Para potenciar la sensación de orden y equilibrio, la cama se acompañó de dos mesillas idénticas, de líneas rectas y depuradas –diseño del estudio de Marisa Fuertes– y sendas luminarias colgantes en cristal de color negro.

Luces empotradas en la pared del cabecero

La luz puntual o de lectura se empotró en la pared del cabecero. En esta fotografía se aprecia la textura del papel que se utilizó para decorar este frente: un diseño que imita galuchat, la piel dura y granulada de ciertos escualos (sobre todo, el tiburón).

Ventana con estor y dos caídas

Para vestir el ventanal, se apostó por combinar un estor con dos caídas en un tono más oscuro. De esta forma, se consiguió que el ambiente respirara serenidad, quedara más arropado y disfrutara de intimidad. Además, esta solución –estor y caídas– permite tener luz durante el día y oscuridad cerrada por la noche.

Detalle de la cómoda a los pies de la cama

A los pies de la cama, justo debajo del ventanal, se colocó una cómoda de líneas depuradas, acabada en el mismo tono de la pared. Cuando el acabado de los muebles tiene el mismo color que el de las paredes, se crea un efecto de continuidad y una sensación de coordinación que ayuda a integrarlos en el espacio y se consigue, a la vez, una atmósfera original con un puntito muy chic.

Dormitorio con cuarto de baño integrado

Baño y vestidor separados por un tabique

El dormitorio cuenta con cuarto de baño integrado. En la zona de lavabos, se colocó un mueble volado con cajones y dos lavamanos cuadrados sobre encimera. La zona de baño se oculta tras una puerta de cristal acidulado. En una pared del fondo, una fotografía de los propietarios tratada por Nacho Uribesalazar.

Dormitorio con cuarto de baño y vestidor

El tercer ambiente de este espectacular dormitorio es el vestidor. Este espacio con armarios lacados en el mismo tono de la pared; un gran espejo de cuerpo entero y, en el centro, un puf a modo de descalzadora. Fotografías: Decoratrix.

Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!