Decoratrix

Detalles para decorar el dormitorio con estilo

Publicado en Habitaciones - Dormitorios por Marta Sanz

Ropa de cama blanca

¿Quién no sueña con tener un dormitorio de revista? Son muchos los detalles que hacen que los dormitorios que vemos en las revistas de decoración luzcan una imagen impecable. No es sólo cuestión de saber elegir el mobiliario o la ropa de cama, sino también poner en práctica algunos trucos de estilista para conseguir ese look perfecto: una cama mullida, cojines colocados a conciencia, una buena iluminación, piezas especiales, complementos y detalles únicos... Apunta estos tips y no habrá dormitorio que se te resista.

Ropa de cama blanca

Ropa de cama de color blanco

Si quieres recrear en tu dormitorio un aspecto impecable y pulcro, opta por el color blanco. Para crear un conjunto de gran riqueza visual, juega con estampados “blanco sobre blanco” en tejidos adamascados o motivos bordados. No es necesario que saques las sábanas bordadas de tu abuela; puedes optar por fundas nórdicas baratas, pero muy resultonas, en color blanco o crudo, que puedes animar con cojines y mantas de colores. Elige tejidos naturales para el juego de cama: aquellos realizados en lino y algodón proporcionarán naturalidad y estilo a tu dormitorio.

Dormitorio en tonos cálidos

Cojines, imprescindibles en la cama

Estos complementos textiles marcarán la diferencia en el dormitorio, no sólo porque ganarás en comodidad, especialmente a la hora de leer en la cama, sino también (y esto es lo que verdaderamente nos ocupa) porque el ambiente resultará más acogedor. Eso sí, cuidado a la hora de elegirlos y de colocarlos.

Cómo colocar los cojines sobre la cama

Aunque no existe una norma general, pues en realidad su colocación dependerá del gusto de cada uno, las estilistas suelen apostar por colocar primero dos almohadas grandes y delante, otras dos más pequeñas. Si te gustan las camas con muchos cojines, no dudes en completar el conjunto con otra pareja e, incluso, combinar redondos o tipo rulo, siempre de mayor a menor.

Recuerda que los colores y texturas de los cojines tienen que ir coordinados entre sí, y con el resto del dormitorio, sobre todo con la colcha o con la pared del cabecero.

Decorar la pared del cabecero

Decorar la pared del cabecero

Decorar la pared del cabecero

Destacar la pared del cabecero es fundamental en el dormitorio. Una solución que añade valor a la decoración es colgar sobre la cama un cuadro de gran formato. En este caso, lo ideal es prescindir de cabecero para no restar protagonismo a la obra.

En este dormitorio, con un cabecero de obra con muy poco fondo, la pared se decoró con un impresionante panel de madera de gran belleza, gracias a los delicados motivos que parecen repetirse en los cojines.

Plaid a los pies de la cama

Mantas y plaids

Si no quieres que la cama aparezca como una gran superficie amplia y anodina, rompe la monotonía visual con un plaid o una manta en un color que contraste con la colcha o edredón y que armonice con el resto de la decoración. ¿Cómo colocar la manta? Hay muchas posibilidades, aunque las estilistas suelen doblarlas muy bien para ponerlas como una banda estrecha. Otra opción es situarlas de manera que cubran algo menos de la mitad inferior de la cama.

Aplique de pared a un lado de la cama

Luces de mesilla

Lámparas y apliques no sólo proporcionan una buena iluminación, sino que también decoran y dotan de personalidad al dormitorio. La opción más tradicional es colocar pequeñas lámparas de sobremesa sobre las mesillas de noche, pero cada vez son más las propuestas decorativas que optan por instalar apliques en la pared. Cualquiera de las dos posibilidades son perfectas, incluso a quien apuesta por combinar ambas opciones: a un lado de la cama, un aplique y, al otro, una lámpara de sobremesa.

Banco de madera a los pies de la cama

Un banco a los pies de la cama

Otro detalle que nos enamora es colocar un pequeño banquito a los pies de la cama, siempre que las dimensiones de la habitación lo permitan. Además de estético, resultará muy práctico para dejar los cojines a la hora de dormir. Bancos tapizados o de madera, pufs, baúles… Elige la opción que mejor vaya con la decoración de tu dormitorio. Esta imagen nos inspira otro detalle de estilista a tener en cuenta: ¡que no se vean las patas del somier!

Mesillas improvisadas

Las mesillas de noche

¿Por qué no sustituir la clásica mesita por otro mueble que cumpla la misma función? Una silla, una cómoda, una escalera o maletas antiguas recicladas… Si quieres una idea para que el conjunto gane en riqueza visual y estilo, acompaña la pieza que hayas elegido con libros, revistas, lamparita de pinza o incluso un cojín.

Elegir las mesillas a juego con el cabecero es cosa del pasado. Ahora, las últimas tendencias apuestan por combinar diseños diferentes a los lados de la cama o, como muestra esta imagen, recurrir a otro tipo de mobiliario. Ya ni siquiera es necesario colocar dos mesillas. Fotografías: Nacho Uribesalazar.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!