Decoratrix

Casa de campo de estilo actual

Publicado en Casas - Casas de campo y cabañas por Cova Pendones

Cuando hicimos esta casita de campo en un prado asturiano, no teníamos un gran presupuesto, pero sí las cosas claras. Al ser una casa compartida entre varios hermanos, la funcionalidad era básica para el buen funcionamiento, sobre todo, en época de vacaciones. Con dos plantas, de 50 m² la de abajo y 40 m² la de arriba, la distribución fue tan milimetrada que se sacaron cinco habitaciones, pequeñas pero cómodas, dos cuartos de baño completos, un aseo, un cuarto para la lavadora y un pequeño trastero bajo la escalera. ¡Todo, en 90 metros cuadrados!

casa de campo en Asturias de estilo rustico moderno

La zona común en la planta baja corresponde al salón-comedor, la cocina y un amplio porche con tejadillo, indispensable para guarecerse en los días de lluvia. La casa se abre al exterior por medio de una puerta corredera con cuatro paños de un metro de ancho cada uno, que abarcan los 4 metros de la pared de la fachada.

Para facilitar los acuerdos y conciliar los diferentes gustos entre todos los propietarios de esta casina, decidimos utilizar pocos materiales: madera de castaño para el suelo de arriba, cerámica italiana con aspecto de barro para el de abajo, carpintería (ventanas, contraventanas y marcos) de madera de teca y todas las paredes pintadas de blanco.

En resumen: blanco, madera y cerámica, con algunos toques de acero inoxidable en interruptores, manillas de puertas y accesorios en los baños. Para amueblarla, también se siguieron estas mismas pautas: la mesa de comedor y las sillas son de Ikea, y los bancos laqueados en blanco están realizados a medida.

La cocina forma parte de esta zona social, completamente abierta al comedor. Los muebles son de laca de alto brillo, distribuidos en forma de U, con una fila de armarios altos en un solo frente de la pared. La puerta de entrada es de dos hojas abatibles, típica de las casas del Norte.

Y ésta es la mesa desde donde os escribo este post, pues me encuentro en la casina. Aunque, desde luego, no la tengo puesta como la veis en la foto. Para el reportaje, la vestimos con una vajilla y accesorios de una tienda preciosa que hay en Ribadesella y que se llama Atlántide. Ahora en mi mesa no hay nada más que mi ordenador y, afuera, tampoco hoy luce el sol como en la foto. Estamos en Asturias y, como es de esperar, llueve en julio. Aún así, el día está precioso. Fotos: Decoratrix.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!