Decoratrix

Baños decorados con toques de amarillo

Publicado en Habitaciones - Baños por Marta Sanz

Bañera amarilla con patas

El amarillo, un color que aporta vida y alegría a cualquier ambiente de la casa, encaja con cualquier propuesta decorativa: interiores modernos, clásicos, rústicos... El único inconveniente que tienen los colores intensos es que pueden saturar el ambiente o llegar a cansar enseguida. Una solución es utilizarlos en pinceladas estratégicas sobre una base neutra, en decoraciones en las cuales predomine el blanco o tonos claros.

Una bañera exenta en un tono amarillo pastel es perfecta para dar un aire vintage al cuarto de baño. Como se necesita bastante espacio para colocar este tipo de bañeras, una solución es integrarlas en el dormitorio -pueden colocarse prácticamente en cualquier parte, siempre y cuando se cuente con una toma de agua y acceso a las bajantes- para conferir a esta estancia una atmósfera de lujo y estilo. Imagen: Sally Conran.

Pared de azulejos amarillos

Para hacer que la bañera sea la protagonista absoluta del cuarto de baño, nada como colocarla en un fondo de un color que contraste y la realce. En este cuarto de baño, la pared de la bañera se revistió con azulejos de un tono amarillo mostaza, que luce perfecto en compañía del blanco. Imagen: Renewal Design Build.

Pared de la bañera en blanco y amarillo

Una solución para romper la monotonía de una pared blanca sin renunciar a la luminosidad propia de este color es intercalar piezas amarillas. Además, si estas últimas trazan una figura o un dibujo, se logrará dar un puntito desenfadado a la decoración. Imagen: Alma-nac.

Suelo del baño de color amarillo

Suelo del baño de color amarillo

¿Te atreves con un suelo amarillo? Una idea para conseguir un ambiente con personalidad es cubrir el suelo con una composición de baldosas cerámicas en dos colores: blanco y amarillo. Otra opción son los suelos vinílicos o de PVC, muy resistentes y duraderos, que están disponibles en una amplia gama de colores y diseños: un amarillo liso va a la perfección con blanco y madera. Imágenes: Martha Stewart y Luc Roymans.

Mueble de lavabo de color amarillo

El amarillo es un color perfecto para modernizar un mueble de líneas clásicas, como este mueble de lavabo tipo consola. Apoyado contra la pared, tiene dos patas torneadas que le confieren un aspecto de tocador antiguo con un aire muy refinado y una pátina de color amarillo le da el punto moderno y chic.

Mueble de lavabo de color amarillo

Baño de estilo industrial con mueble de lavabo amarillo

Un mueble de lavabo amarillo encaja tanto en decoraciones de estilo actual como en proyectos de estética industrial. El primero es un modelo para baños pequeños, de líneas rectas, sin pomos ni tiradores, que aporta el contrapunto cromático en una decoración en la que predomina el blanco. En el segundo baño, el mueble de lavabo es un diseño a medida que ocupa todo un frente, y que combina una encimera de madera con puertas y cajones lacados en amarillo. Imágenes: Semerene Arquitectura Interior y Robert Nebolon Architects.

Pared del lavabo en color amarillo

Baño con encimera y zona de la bañera en color amarillo

Las pinceladas de color amarillo pueden incluirse en suelos y paredes, encimeras, muebles de lavabo..., pero también en lámparas, toallas, arreglos florales y resto de complementos. Recuerda que lo suyo es utilizarlo de forma discreta, sin agobiar. Imágenes: Blacksheep y Paul Cremoux Studio.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!