Decoratrix

Una casa en cuatro alturas. El salón (1 parte)

Publicado en Habitaciones - Decoración de salones por Cova Pendones
casa-adosada-tres-pisos-escalera

Esta vivienda adosada, con vistas al mar y ubicada en la localidad cántabra de Comillas, tiene una curiosa distribución a base de entreplantas que dividen cada zona: salón, cocina-comedor, dormitorios y sala de estar. Una escalera de lámina de hierro en bruto, colocada in situ, vertebra toda la distribución. Es una vivienda muy especial, que vale la pena ir examinando por partes; por eso, os iremos mostrando, a lo largo de esta semana, cada una de las plantas. Empecemos por el salón.

casa-adosada-tres-pisos-escalera

Se accede a él desde la planta baja, a través de las escaleras de hierro, que no tienen contrahuella, lo que les da un aspecto visualmente más ligero. Toda la pared divisoria de la vivienda es de hormigón, que se ha dejado a la vista y sin revoco alguno. El suelo es de listones de madera de pino en tono natural.

casa-adosada-tres-pisos-escalera

Las vigas de madera del techo enmarcan y dan calidez a todo el ambiente, que está lleno de contrastes, desde los materiales (la madera, el hormigón y el hierro), pasando por los muebles (modernos, antiguos o recuperados) y los colores (gris, verde, naranja...). Todo convive en un escenario luminoso que acoge los elementos de manera armoniosa y sin estridencias.

casa-adosada-tres-pisos-salon

La mesa de centro es un antiguo portón de madera restaurado, al que se le han puesto cuatro ruedas. Dos sofás originales de Mies van der Rohe miran de frente a un gran sofá moderno en verde lima. Pero el verdadero protagonista del espacio es el gran ventanal con impresionantes vistas al mar Cantábrico.

casa-adosada-tres-pisos-cocina

Del salón se accede a la cocina y al comedor por medio de cinco peldaños. El muro divisorio, pintado en naranja, también es un elemento visual muy potente que ayuda a distribuir y separar cada ambiente, ya que, en realidad, se encuentran todos unidos. En esta imagen se puede comprobar cómo los peldaños volados de la escalera, sin contrahuella, ayudan a dar continuidad a los espacios. En la esquina, un rincón de lectura enmarcado por una alfombra de Patricia Urquiola, una butaca de Vitra y la lámpara de pie Tolomeo, junto a un aparador de madera antiguo. Y de la cocina y el comedor os hablaremos mañana martes. No os los perdáis; son igualmente impactantes. Fotos realizadas por Decoratrix.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!