Decoratrix

Un apartamento de estética industrial

Publicado en Casas - Apartamentos y estudios por Marta Sanz

En la ciudad sueca de Falun hemos encontrado este espectacular apartamento, con una estética industrial conseguida a través de la mezcla de elementos recuperados (la mayoría de las piezas han sido adquiridas en mercadillos y tiendas de antigüedades) con otros actuales. El equilibrio es perfecto. Para compensar la frialdad que pueden llegar a transmitir los techos excesivamente altos, las vigas y las entrevigas de madera se pintaron en blanco, el mismo color elegido para las paredes y el suelo. Este fondo, además de aportar luminosidad y amplitud visual, logra realzar la decoración.

La silla Tolix preside la cocina. Diseñada en 1927 por Xavier Pauchard, pionero del proceso de galvanización de los metales en el país galo, este diseño de acero apilable se ha convertido en un icono de la estética industrial. Junto al modelo inicial, llamado A (en la imagen), sin brazos y con las patas moldeadas, Pauchard concibió otras muchas versiones: con brazos; con el asiento metálico –liso, perforado o con travesaños– o bien de madera o tapizado; de silueta cuadrada y patas lisas; con respaldo liso o moldeado... También existen el taburete y una versión para niños: Mouette. La iluminación se resolvió con una lámpara de araña en la zona de trabajo, y dos bolas de cristal en el comedor de diario.

Las pinceladas amarillas ponen el contrapunto cromático en algunos ambientes de la vivienda, marcados por el contraste entre tonos blancos y negros. Para romper ese equilibrio, lo ideal es recurrir a detalles o complementos fáciles de sustituir cuando el color elegido aburra o canse y se desee introducir notas en otro tono. La escalera de caracol se recuperó de la torre de una vieja iglesia y el carrito procede de Moëll & Moëll, firma especialista en mobiliario vintage.

En la decoración del dormitorio, la cama Svelvik de Ikea se combinó con un taburete metálico, a modo de mesilla, que originariamente se creó para la marina francesa y un banco a los pies de la cama, adquirido en una subasta. Fotografías: Residence.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!