Decoratrix

Tazas pintadas a mano con rotuladores cerámicos

Publicado en Manualidades - Manualidades y costura por Carmen Menesteo

Tazas pintadas a mano

Pintar tazas blancas con rotuladores cerámicos es una idea en un trix que puedes hacer para darle un toque especial a ese anodino juego de café o té heredado de la abuela o para hacer un regalo a una amiga especial. Te contamos paso a paso el proceso, pero no te precipites, tómate tu tiempo y piensa bien el diseño, ya que tu imaginación y un trabajo bien hecho serán los que transformarán tus tazas en piezas únicas e irrepetibles.

Tazas pintadas a mano, materiales necesarios

Materiales necesarios

♦ Tazas y platos de cerámica
♦ Rotuladores cerámicos
♦ Alcohol, papel de cocina o algodón
♦ Cartulina o cartón

Dibujar con rotuladores especiales

Antes de empezar a dibujar

Hay que limpiar tazas y platos con el papel de cocina o algodón empapado en alcohol. Frótalos bien por todas partes y sécalos con un paño (que no suelte pelusa) para que no quede polvo ni residuos que impidan que la pintura se fije bien. Una vez hecho esto, utiliza un lápiz suave para esbozar el diseño que tengas pensado. A continuación, puedes empezar a pintar. Aunque los rotuladores cerámicos se usan como un rotulador normal, para emplearlos correctamente debes seguir estos pasos: agítalo enérgicamente unos segundos; destapa y presiona la punta sobre cartulina o cartón hasta que veas que la punta se cubre de tinta. ¡Listo, a pintar!

Puntear el plato con el rotulador

Si te equivocas, puedes rectificar

Si vas a dibujar círculos o dibujos grandes, realiza el contorno primero y luego rellénalos. Si vas a puntear las piezas (como este plato), usa rotuladores de punta fina. Puede ocurrir que te equivoques o no te guste el dibujo que hayas hecho. En ese caso, puedes retirar lo pintado con un pañito limpio y volver a hacer el dibujo. ¡Pero debe ser enseguida! Porque cuanto mas tiempo pase, más difícil será de borrar.

Diferentes motivos de pintura

Fijar la pintura en el horno

Cuando hayas pintado todas las piezas, hay que dejarlas secar. Aquí, tienes que seguir las indicaciones del fabricante de los rotuladores. Por regla general, suelen recomendar entre 4-5 horas de espera. Una vez secas, se introducen en el horno (colocar sobre la parrilla sin que se toquen) sin calentar previamente a 150º y durante 30 minutos. Pasado ese tiempo, apaga el horno y deja las piezas dentro hasta que se hayan enfriado por completo para que no se agrietan con la exposición a temperatura ambiente. No pasa nada si el horno sigue caliente, es una forma de aprovechar el calor residual. Una vez se hayan enfriado, dales un ligero lavado bajo el grifo y ¡ya la puedes usar! Los diseños que has visto en estas fotos son de la bloguera australiana Ginebra Vanderzeil, toda una experta en estas lides y de la que ya os hemos enseñado otros excelentes trabajos. Fotos: Nicola Lemmon.

Tazas con topos dorados

Vasos pintados a mano con rotuladores

Pintar vajillas de cerámica y vasos de cristal

¿Has visto qué bonitas quedan las tazas pintadas con rotuladores? Cuando hayas cogido un poquito de práctica, seguro que se te ocurren un montón de ideas para pintar tazas y otros objetos cerámicos o un juego de café completo, como éste decorado con topos dorados de diferentes tamaños que hemos visto en la web de Luna Lighting. Y ya puestos, a lo mejor te animas a pintar vasos de vidrio. Estos vasos los hemos visto en el blog Petit-On, donde podréis ver el tutorial completo.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!