Decoratrix

DIY en un trix: plantillas decorativas para pintar la pared

Publicado en Manualidades - Manualidades y costura por Carmen Menesteo

plantilla-decorativa-para-una-pared-1

Las plantillas decorativas o estarcidos son un excelente recurso para la decoración de interiores porque permiten personalizar las paredes de la casa a nuestro gusto. Es un sistema que no daña las paredes y no hay riesgo de que te quede mal porque te permite seguir el patrón elegido sin necesidad de cálculos ni mediciones y, si te equivocas, puedes corregirlo con solo pintar de nuevo. Además, con una sola plantilla puedes pintar todos los metros de pared que necesites. En este paso a paso, aprenderás a dar un aire nuevo a tu pared de una forma sencilla y económica.

plantilla-decorativa-elegir-el-motivo-2

1. Elige la plantilla que más te guste

Saca el artista que llevas dentro y dale vida a tus paredes con los motivos que más te gusten. En Internet puedes encontrar una gran cantidad de patrones y plantillas decorativas para pintar paredes, por lo que te resultará fácil encontrar la idea que mejor se adapte a la decoración de cada habitación.

plantilla-decorativa-fijarla-en-la-pared-3

2. Prepara la superficie

Una vez que hayas elegido la plantilla, hay que preparar la pared sobre la que vaya a pintarse. Habrá que comprobar que la pared esté limpia, libre de grietas, agujeros de clavos o chinchetas, bultos o rugosidades para que el resultado final quede perfecto.

plantilla-decorativa-pintar-por-el-interior-4

3. Fija la plantilla

Cuando la pared esté limpia y uniforme, tienes que ajustar tu plantilla a la pared utilizando cinta adhesiva o de carrocero para fijarla en la posición correcta. Si tu intención es repetir la plantilla en varias ocasiones, a lo largo de una pared, marca con un lápiz donde irán los extremos en cada repetición. La pintura debe estar poco aguada y la plantilla bien sujeta para no salirte de los márgenes del estarcido.

plantilla-decorativa-probar-la-brocha-4

4. Llena la brocha de color

Sumerge la brocha de estarcir (tiene las cerdas situadas en círculo y cortadas todas igual en su extremo a modo de borla) en la pintura y golpéala suavemente sobre una servilleta de papel hasta para eliminar el exceso de pintura. La brocha debe estar bastante seca antes de empezar a pintar. Para las zonas de la plantilla más pequeñas, utiliza un pincel fino, te resultará más fácil impregnarlas de pintura.

plantilla-decorativa-retirar-la-plantilla-de-la-pared-6

5. Pinta el interior de la plantilla

Seguidamente, empieza a pintar el interior de la plantilla. Golpea suave y repetidamente la brocha dentro del diseño para llenarlo de color por completo. En lugar de dar pequeños golpes también puedes girar la brocha, pero con presión para que la pintura traspase bien a la pared. Repite este proceso tantas veces como sea necesario hasta cubrir por completo el trozo de pared que hayas elegido.

plantillas-decorativas-con-pa-jaros-7

6. Deja secar y retira la plantilla

Cuando termines de pintar la pared, y antes de retirar la plantilla, debes esperar a que la pintura se haya secado por completo ¡Ya puedes alejarte y admirar tu magnífica obra! Proyecto y fotos: Bruguer.

plantillas-decorativas-con-corazo-n-8

cenefas-con-difrentes-motivos-9

plantillas-decorativas-con-cenefas-10

La ventaja de pintar con estas plantillas es que se puede elegir cualquier motivo, puede ser una flor, pájaros o una silueta de un corazón, por ejemplo, y hacerlo en un solo color. También quedan especialmente bonitos los motivos que pueden repetirse una y otra vez a modo de franjas o geometrías. Y como has podido comprobar en este paso a paso, la técnica no es nada difícil. Eso sí, hay que tener alma de artista y ser paciente para hacerlo bien. El resultado es espectacular.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!