Decoratrix

Salón-comedor de estilo ecléctico

Publicado en Habitaciones - Decoración de salones por Marta Sanz

Mezclar piezas de estilos diferentes hace que cualquier ambiente sea más atractivo, ¿no crees? Es cierto que es una opción arriesgada que no siempre sale bien, pues aunque pueda parecer que no hay reglas, que todo vale, acertar a la hora de combinar elementos de estéticas, materiales o acabados distintos para conseguir crear un conjunto equilibrado, de gran belleza, no es tan fácil. Aún así, hasta las piezas más cotidianas, como una bicicleta, pueden convertirse en parte de la decoración si se eligen con seguridad y gracia.

¿Cómo combinar diferentes estilos y que el conjunto resulte visual y estéticamente atractivo? No existen reglas. Ésta es la identidad del gusto ecléctico, un estilo muy personal que puede resultar divertido, excéntrico, atrevido, colorista, o una combinación de todas estas cualidades. Sin duda, una forma original y única de recrear una decoración que refleje el gusto por la belleza de otras culturas y épocas.

A la vista está que cuando muebles y objetos que no tienen nada que ver entre sí se combinan con talento y buen gusto es posible lograr decoraciones de gran belleza y armonía. La clave está en buscar un hilo conductor, elementos o colores que contribuyan a unificar el conjunto como se hizo en este salón, en el cual las paredes blancas y el suelo de lamas de madera dan sensación de unidad visual.

"Adiós a las reglas", parece decirnos este irreverente gnomo que nos hace una 'peineta' desde la librería del salón... o que cada un@ lo interprete como quiera.

Elementos de gusto clásico, como el marco dorado del espejo del pasillo, las lámparas de araña del estar y el comedor, o los radiadores de hierro revestidos de porcelana se han combinado con sillas de diseño, como el sillón Barcelona o las sillas Plastic, de Charles & Ray Eames; muebles de estilo actual, como el sofá del salón, el mueble de la tele o la librería; y detalles étnicos, como el puf o la alfombra de piel.

En el comedor, presidido por un conjunto de mesa y sillas blancas, las Plastic de Charles & Ray Eames (Vitra) y un aparador volado, de laca ultra brillante, se añadió una pieza especial, un mueble clásico, de madera oscura y tallada que aporta personalidad y carácter al ambiente. ¿A qué a nadie le molesta? Un mueble que, visto en otras decoraciones, en ambientes oscuros, con piezas de la misma época, en maderas de caoba, cerezo o nogal, no nos encajaría para nada y que, sin embargo, al combinarlo con diseños modernos y tonalidades claras gana protagonismo y aporta personalidad y carácter al ambiente. Ésa es la idea. Fotografías: Alvhem Makleri & Interior.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!