Decoratrix

Idea en un trix: restaurar una cómoda antigua

Publicado en Manualidades - Restauración de muebles por Carmen Menesteo

Restaurar una cómoda antigua

Aquí donde la veis, esta cómoda con espejo que luce resplandeciente tiene un 'porrón de años'. Pertenecía a mi abuela y luego la heredó mi madre. Aunque yo pensaba que no era más que un trasto viejo y decadente, ahora me alegro de que no quisiera desprenderse de ella por nada del mundo. Con los años me he dado cuenta del valor que tenía para ella y de como, con unos pequeños cambios, podría restaurarla y "regalársela" para decorar su casa. Solo con ver su cara emocionada cuando se la llevé, ha merecido la pena el esfuerzo de restaurar una cómoda antigua como ésta. Si tú también tienes una cómoda heredada de tu abuela, no la descartes por vieja, prueba a transformarla en un mueble mucho más atractivo y funcional.

Restaurar una cómoda antigua, proteger y lijar

Paso 1. Proteger y lijar

Antes de trabajar en el mueble, es importante que protejas el espacio de trabajo, colocando papeles de periódico, una manta o una sábana que ya no uses. Ahora ya puedes empezar a lijar todo el mueble, las zonas amplias con una lijadora eléctrica y a mano por todos esos sitios donde la máquina no llega bien. Una vez lijado todo, hay que limpiar bien el polvo (esto que parece una obviedad, es muy importante ya que el polvillo se puede quedar pegado a la pintura fresca). Antes de empezar a pintar, es el momento de proteger el espejo con cinta de carrocero por todo el perímetro para no mancharlo de pintura.

Restaurar una cómoda antigua: pintar y barnizar

Paso 2. Pintar y barnizar

En este caso, empezamos por una primera mano de pintura con base blanca al agua. Cuando se haya secado, se aplica una segunda capa en tono azul. Una vez seca esta segunda pintura, con una lija fina vamos sacando el blanco y tono madera donde más nos interese. Retira nuevamente el polvo que haya soltado el lijado y procedemos a barnizar la cómoda con un barniz mate al agua. Por último, pasamos la lana de acero con movimientos circulares (esto último para satinar un poco la superficie).

Restaurar una cómoda antigua, cambiar los tiradores

Paso 3. Cambiar los tiradores

Una vez se haya secado el barniz de los cajones, sólo hay que cambiar los tiradores por otros de acuerdo al nuevo acabado de la cómoda. Por último, limpié muy bien el interior de los cajones y los forré con papel aromático adhesivo. Al final fue ella quien se emocionó al verla colocada en su casa (se la llevé esa misma tarde mientras trabajaba), por el uso que le iba a dar y por tener la oportunidad de volverla a utilizar.

Restaurar una cómoda antigua, forrar los cajones

Paso 4. Forrar los cajones

Para hacer más especiales los cajones de la nueva cómoda, una forma sencilla, barata y original de darle personalidad es forrar su interior. Si vamos a darles mucho uso, lo mejor es forrarlos con papel. Si queremos algo que quede muy bonito y va a tener menos uso, entonces podemos usar tela. La tela se va a manchar, pero dependiendo de la forma en que montemos nuestro cajón se puede lavar. El papel tiene que estar muy bien pegado. Te puede servir cualquiera que tenga un buen gramaje como los papeles pintados para revestir paredes. También hay papeles perfumados con aroma de lavanda, madreselva, etc... Fotografías: Decoratrix.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!